Medellín tienen un plan nuevo para gestionar el riesgo

Medellín tienen un plan nuevo  para gestionar el riesgo
En EAFIT fue presentado el Plan Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres de Medellín 2015-2030, que se hizo gracias a un convenio entre en la Universidad y el Dagrd.

El Plan identifica los principales factores de amenaza y analiza los escenarios de riesgo en las distintas zonas urbanas y rurales de Medellín.

Disminuir amenazas y tener un ordenamiento mejor planificado son dos de los objetivos que se quieren cumplir con la renovación del Plan Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres de Medellín, realizada gracias a un convenio entre el Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres (Dagrd) e investigadores de EAFIT, que fue presentada oficialmente a la ciudadanía el jueves 13 de julio.

“La participación de EAFIT en la construcción del Plan consistió en la elaboración de todos sus componentes. Se identificaron las diferentes zonas de la ciudad, con sus principales riesgos y características, y se creó para cada una, de acuerdo con el nivel de riesgo y especificaciones, un plan específico. Adicionalmente también se realizó la planeación estratégica del Dagrd”, explicó Adriana García Grasso, directora de Innovación EAFIT.

Con la actualización del Plan, que es una obligación desde 2012 para todos los municipios en Colombia –gracias a la Ley del Sistema Nacional de Riesgo (Ley 1523) –, la ciudad se resguarda con un documento de gestión que sirve de instrumento para reducir las amenazas y planificar un mejor ordenamiento territorial, con visión al año 2030.

Según el Dagrd, en el Valle de Aburrá se identificaron seis principales factores de riesgo, siendo los movimientos de masas o deslizamientos la amenaza más frecuente por las condiciones topográficas de la ciudad. Con este actualizado mecanismo de gestión se busca, precisamente, que tragedias como las ocurridas en los barrios Villatina, El Socorro o La Gabriela, en las laderas del área metropolitana, no se repitan.

Otras amenazas identificadas por los expertos son las inundaciones y avenidas torrenciales, un fenómeno asociado a las cerca de 700 quebradas que permanentemente bajan de las montañas al río Medellín, cuyo caudal incrementa en temporada de lluvias. También los sismos, las actividades industriales, las aglomeraciones en eventos masivos y los incendios forestales son considerados en su gestión del riesgo por el Dagrd.

“Queremos que Medellín se empiece a concientizar qué es un Plan Municipal de Gestión de Desastres. Lo hacemos de la mano de EAFIT porque lo que buscamos con este documento fue hacerlo lo más técnicamente posible, con el apoyo y el rigor académico que nos pudiera generar unas estrategias para la gestión del riesgo en la ciudad”, afirmó Camilo Zapata Wills, director del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres.