Modelado matemático ayudaría a controlar brotes de dengue

Modelado matemático ayudaría a controlar brotes de dengue

Este sistema brindará una herramienta para la monitorización, prevención, seguimiento y control en la toma de decisiones durante la gestión hospitalaria ante un brote epidemiológico de esta enfermedad.

La novedad del modelo está en la incorporación de la influencia de la movilidad de la población y el tratamiento hospitalario de los enfermos en los brotes epidemiológicos.

Es así como en la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales se construye este modelo epidemiológico híbrido del dengue, con un componente determinístico (preciso) elaborado mediante los datos del Sistema de Vigilancia en Salud Pública, y un componente estocástico (incierto), basado en ecuaciones diferenciales no lineales y dinámica de sistemas, que representa la interacción de la población humana y el vector de transmisión de esta enfermedad.

El modelo contiene datos sobre la vivienda de los pacientes con dengue, tales como: municipio, barrio, ventilación, higiene, acueducto, calidad del agua, aguas negras, disposición de basuras, disposición de excretas, y tipo y estado de la vivienda. Además, proporciona información sobre el paciente: nombre, edad, teléfono, fecha de nacimiento, género y escolaridad. Por último, registra la presencia de vectores dentro y fuera de la vivienda.

Esta información se recolecta con el objetivo de relacionar cómo estas características, las condiciones de vida y la presencia de vectores influyen en los brotes epidemiológicos de dengue.

Decisiones efectivas

Para Carolina Ospina Aguirre, estudiante del doctorado en Ingeniería - línea de Automática del Departamento de Ingeniería Eléctrica, Electrónica y Computación de la U.N. Sede Manizales, esta investigación es un aporte para disminuir la incidencia de esta infección en esta región y tener mayor conciencia sobre el problema en salud pública que representa.

“Después del modelado matemático y el análisis mediante redes complejas de la interacción de todos estos factores, tanto el Ministerio de Salud como las entidades de salud pública podrán tomar decisiones más efectivas para tratar estas enfermedades”.

El Instituto Nacional de Salud, con los parámetros establecidos por la Organización Mundial de la Salud, ha definido qué hacer en caso de un brote de dengue y el protocolo a seguir cuando una persona llega a un hospital con los síntomas de la enfermedad, además de las acciones relacionadas con el control del insecto, que se deben realizar en la zona donde se presenta el brote.

Con el modelo propuesto, según las características de la zona, las condiciones de vivienda, y la vigilancia entomológica, se analizan esas acciones y se propondrá la mejor estrategia de control que permita reducir los casos.

Falta conciencia

La investigadora de la U.N. explica que para erradicar enfermedades como el dengue es necesario generar conciencia en las personas sobre el cuidado que se debe tener en cuanto a los posibles criaderos del mosquito y el tratamiento adecuado de la afección.

Por ejemplo, en municipios como La Dorada (Caldas), las personas saben que el lavadero de ropas alberga los huevos de los cuales sale el mosquito, pero no dimensionan el problema.

Dado que la única forma de transmisión del dengue es ser picado por un mosquito Aedes aegypti infectado, la erradicación de este es una prioridad, y la oficina de salud pública invierte muchos esfuerzos en la concientización de la población y en la eliminación del vector y sus posibles criaderos.

Según la investigadora, “el control del dengue también tiene limitaciones por falta de conocimiento de la población, debido a que en muchos casos las personas no acuden al sistema de salud para ser atendidos, o no regresan días después de la primera consulta a realizarse los exámenes que se requieren para determinar si padecen o no la enfermedad”.