Utadeo y Ejército Nacional unen fuerzas en lucha contra minas antipersona

Utadeo y Ejército Nacional unen fuerzas en lucha contra minas antipersona

Según datos suministrados por la Dirección Contra Minas de la Presidencia de la República,  desde 1990 hasta el día de hoy se han registrado 2269 personas muertas y 9203 heridas a causa de las minas antipersona en el país. A pesar que la Convención de Ottawa, que regula estos artefactos, amplió el plazo al año 2021 para que Colombia limpie su territorio de minas, con la capacidad logística que se cuenta en la actualidad este proceso podría tardar más de sesenta años, lo cual sugiere un reto militar y científico.


Como parte de la consolidación de una Universidad investigadora, innovadora y emprendedora, Utadeo y su Departamento de Ingeniería, han decidido sumarse a esta apuesta por el país a través de un convenio marco de cooperación en ciencia, tecnología e innovación, suscrito con el Centro Nacional contra Artefactos Explosivos y Minas (CENAM) del Ejército Nacional. El acuerdo, que tendrá una duración inicial de cinco años, fue firmado por el comandante del Ejército Nacional, General Alberto José Mejía, y la rectora de Utadeo, Cecilia María Vélez.

El pasado viernes 3 de febrero, en la rectoría de la Universidad, se oficializó este convenio que permitirá el fortalecimiento y desarrollo de métodos, tecnologías y maquinarias que disminuyan el efecto de las minas y artefactos explosivos en la población civil y militar del país, a partir del diálogo entre la experiencia militar obtenida por el Ejército en su lucha contra estos dispositivos y el trabajo científico emprendido por Utadeo en los últimos años en materia de nanotecnología, biosistemas y robótica.

“La clave de un gobierno fortalecido, como se ha visto en otros países, es tener a su ejército trabajando de la mano con las universidades, para crear tecnologías que sean vistas a nivel internacional”, destaca el capitán Miguel Alejandro Plazas, director de Innovación y Desarrollo del CENAM, quien además recordó que este es el primer paso que ambas instituciones dan con miras a desarrollar un convenio específico para el mejoramiento de las técnicas de prevención, detección y erradicación que implementa la Brigada de Desminado, que actualmente cuenta con cerca de cinco mil hombres distribuidos en seis batallones.

La alianza es fruto del trabajo desarrollado desde el Semillero de Nanobioingeniería, orientado por la profesora Alis Pataquiva, quien junto con las estudiantes Ximena Duarte, Tatiana Figueroa y María Elena Rueda, decidieron desarrollar un proyecto de alto impacto en nanotectología para ayudar al desarrollo de algunos cultivos del país, a partir del uso de fertilizantes que no contaran con compuestos explosivos, debido a que actualmente en el mercado gran parte de estos insumos para el agro contienen agentes explosivos como el nitrato de amonio, químico que ha sido utilizado por los grupos armados ilegales para la construcción de minas antipersona.

“Con trabajos como los que se realizan con el Ejército estamos haciendo país y ayudando desde el programa de Ingeniería Química y el Departamento de Ingeniería en este tiempo de posconflicto”, sostuvo Pataquiva frente a los alcances que se esperan obtener de este convenio que, entre otras, permitirá el uso de las instalaciones militares para la realización de pruebas de detonación, y así saber cuáles son las condiciones por las cuales las nanopartículas estudiadas actúan en cuanto a control de la explosión se refiere. 

En la reunión trascendió la necesidad de gestionar talleres conjuntos, donde por un lado se sensibilice a los estudiantes acerca del uso adecuado de explosivos, al tiempo que se motiven a hacer parte de los proyectos que se desarrollan en esta materia, a partir de trabajos de investigación y tesis de grado: “Es un tema de actualidad porque tenemos que diseñar formas para limpiar de minas el territorio colombiano. Las minas cambien la vida del ser humano, sus hábitos y su fisionomía. Cuando se crearon los explosivos se hizo con el fin de ayudarle a la humanidad, pero las mentes torcidas a nivel mundial han ocasionado que este elemento sea mal empleado”, comenta el coronel Bladimir Alfonso Moscoso, comandante del CENAM.

Acerca del CENAM

Debido al incremento del uso de minas antipersona por parte de grupos armados ilegales desde el año 2008, en el 2012 el Ministerio de Defensa crea este centro con el propósito de disminuir el efecto que tienen en nuestro país estos artefactos. 

El Cenam presenta tres líneas de acción: investigación judicial, que tiene como objetivo atacar las redes terroristas que utilizan las minas antipersona; conocer cómo actúan estos artefactos explosivos para poder neutralizar sus efectos, y finalmente, entrenar y capacitar al personal antiminas para que estos no caigan en algún campo minado.