Algoritmos más eficaces para detectar fraudes y mejorar procesos en exámenes laborales

En la era tecnológica, la solución a problemas de la vida cotidiana a partir de la ciencia, mediante inteligencia artificial, van en auge. Una muestra de ello son las investigaciones de las dos primeras científicas de la computación de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quienes han desarrollado aplicaciones para que las personas que van a ingresar a una empresa tengan un proceso más “transparente” en sus exámenes psicométricos, y además algoritmos que detectan fraudes en internet o que protegen mejor los datos de los usuarios en distintas instituciones. Estos son algunos logros destacables en una coyuntura en la que los ataques cibernéticos son la constante.

En el primer semestre de 2018 la UNAL abrió el primer pregrado en Ciencias de la Computación del país, vinculado al Departamento de Matemáticas de la Facultad de Ciencias de la Sede Bogotá. La carrera ha crecido con los años y sigue demostrando la importancia del análisis de datos y del entendimiento real sobre lo que significa hoy el avance tecnológico en la sociedad.

La investigadora María Paula Vizcaíno, próximamente científica de la computación, asegura con entusiasmo que desde este campo del conocimiento las aplicaciones son muy diversas, pues hay un entendimiento de la lógica de muchos procesos, y el análisis matemático permite ayudar en la teoría, por ejemplo, en la búsqueda soluciones en criptografía o seguridad de datos.

La migración de datos es el tema en el que más se ha desarrollado su potencial; con esta se busca que la información se trate cuidadosamente en el manejo de una plataforma web en la empresa Pragma S.A., lo cual quiere decir que los encargados de recibir un formulario o alguna interacción en la página sepan quién lo hace y determinen que no hay un riesgo asociado con su ingreso.

Este avance es posible gracias al uso del low code, que básicamente es un enfoque de desarrollo de software que facilita crear una aplicación, en este caso evitar las largas cadenas de código y hacer que todo sea más fácil de identificar en una interfaz, permitiendo incluso que las personas que no tiene tantos conocimientos en programación puedan entender el proceso, lo cual beneficia y hace más veloz la dinámica en una empresa.

La científica Vizcaíno también ha trabajado en la creación de otra aplicación para que quienes van a ingresar a una empresa tengan un proceso más “transparente” en sus exámenes psicométricos (pruebas que evalúan capacidades como el razonamiento numérico o verbal, la concentración o el manejo de información), y puedan hacer un seguimiento instantáneo a todo lo que están respondiendo y cómo lo están calificando.

La metodología consiste en el uso de las funciones lambda, herramientas en programación que sirven para hacer tareas rápidas, algo así como un “atajo” que hace más sencillo el código.

Por otro lado, Lizeth Ortiz Pulido, también próxima a graduarse en Ciencias de la Computación de la UNAL, indica que “la capacidad teórica y analítica que he adquirido en la carrera me permitió llevar a cabo un proyecto de inteligencia artificial en una reconocida empresa de comercio electrónico, en la que probé algoritmos con más de un 70 % de efectividad para reconocer fraudes”.

Utilizando el machine learning, una rama de la IA, ella examinó grandes cantidades de datos sobre los usuarios y los pedidos de venta de cualquier producto, y encontró que el éxito abrupto de algunos vendedores puede ser sospechoso, por lo que el algoritmo se encarga de determinar el riesgo de que haya algo indebido.

“Una de las características más importantes de las ciencias de la computación es que se pueden aplicar a cualquier campo de la vida para buscar soluciones a cualquier problema. Una de las temáticas que más me llama la atención es el de la bioinformática, un campo que combina la biología con la informática para analizar cuestiones como la secuenciación genómica, la evolución, el diseño de fármacos y las terapias en medicina, entre otras aplicaciones”, señala la investigadora Ortiz.

La estudiante Vizcaíno expresa que “quisiera continuar mis estudios en un área de la matemática llamada combinatoria, en la que se analiza el orden de cualquier serie de elementos para determinar cuáles funcionan y cuáles no, y que también tiene diversas aplicaciones de probabilidad en la vida diaria”.

“Algo fundamental es que estos enfoques ayudan a que los datos no se den por sentado, aportando a la seguridad de diversos procesos tecnológicos actuales y a la fiabilidad de contextos como el empresarial”.

Por último, la estudiante Ortiz recalca: “mi deseo es ayudar a las personas, y creo que en temas como la inteligencia artificial estas aplicaciones sirven para que los procesos sean más ‘transparentes’ y éticos, disminuyendo la posibilidad de que haya prejuicios o sesgos en la información o en las decisiones”.

Más información: agencianoticias@unal.edu.co

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Nombre
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Apellido
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Correo electrónico
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Número de teléfono
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Mensaje
Asunto
Asunto
Mensaje
Indiquenos su tema de interes o Titulo de la entrada
Indiquenos su tema de interes o Titulo de la entrada
Autorizo el tratamiento de mis de datos personales
  • - seleccione una opción -
  • Si
  • No
- seleccione una opción -
Seleccione solo uno
Seleccione solo uno