Análisis UDES: Reforma pensional en Colombia, sus implicaciones, retos y cambios.

La reforma pensional puede tener amplias implicaciones que van más allá de simplemente ajustar los parámetros del sistema de pensiones. Requiere un análisis cuidadoso de cómo afectará a diferentes aspectos de la sociedad y la economía, así como una gestión hábil para garantizar su implementación exitosa.

La decana de la Facultad de Ciencias Económicas Administratias y Contables de la Universidad de Santander (UDES), Isabel Cristina Rincón Rodríguez, realiza un análisis ante los cambios que implicaría la nueva reforma pensional en Colombia.

De acuerdo con la experta, es importante tener en cuenta que las reformas pensionales pueden ser temas complejos y políticamente sensibles, y las propuestas específicas pueden cambiar a medida que evolucionan las circunstancias económicas y sociales Colombia. “Como pudimos ver en el último mes, en la plenaria del Senado el Gobierno Nacional logró una victoria legislativa con la aprobación del proyecto de reforma pensional”, señaló.

Actualmente, en Colombia existen dos regímenes de pensiones: el público, con Colpensiones y por otra parte hay privados con fondos pensionales. El Gobierno Nacional propone una transformación completa hacia un esquema de pilares con tres: el solidario, el semicontributivo y el contributivo.

El pilar solidario será el encargado de beneficiar con una renta básica a toda persona de nacionalidad colombiana que no tiene una pensión, que integre el grupo de pobreza extrema y de focalización que defina el Gobierno. El pilar semicontributivo está conformado por las personas afiliadas al sistema que al momento de cumplir la edad para pensionarse no completen los debidos requisitos.

Entre tanto, el pilar contributivo está enfocado en atender a las personas con capacidad de pago para cotizaciones igual o superior a un salario mínimo. Dentro de este apartado están el Régimen de Prima Media, RPM, Colpensiones, y el Componente del Ahorro Individual. En este apartado se dio una de las discusiones más importantes del proyecto, que en su versión original pretendía establecer un umbral de cotización de tres salarios mínimos. Esto tendrá un alto impacto fiscal de este requisito y pedían reducirlo a solo uno el Gobierno cedió a las peticiones de los partidos políticos, entre esos el Partido Liberal, y este umbral fue reducido a 2,3 salarios mínimos.

Aquí podemos observar que el proyecto de reforma pensional acoge una sentencia de la Corte Constitucional para reducir las semanas de las cotizaciones de las mujeres en un lapso de poco más de seis años y adicionalmente frente a este punto, uno de los elementos claves lo plantea el pilar contributivo, donde las semanas de cotización se reducirán para las mujeres en 25 semanas desde 2025 para llegar a 1.000 semanas en 2036. Mientras tanto, en el pilar solidario las mujeres podrán recibir su ayuda a los 60 años.

Asimismo, dentro del pilar contributivo, existe otro postulado que plantea un mayor beneficio a las mujeres con hijos. Este beneficio consiste en una reducción de 50 semanas por cada hijo nacido vivo o adoptivo. Este número podría llegar hasta un mínimo de 850 semanas en un máximo de tres años la reducción importante en la cotización de las mujeres que desde el punto de vista fiscal es muy costoso. Sabemos que desde un punto de vista de equidad es importante tener esas medidas de género, pero que incluso sea inferior a las 1.000 semanas y con la posibilidad de que llegue a 850 semanas es muy costoso desde el punto de vista fiscal.

La Decana considera que también es importante destacar un aporte de último momento que permitió destrabar la discusión y que el Gobierno contara con votos claves para el visto bueno final. Consistió en reducir la edad pensional para la población campesina, afrodescendiente e indígenas. El Dane será el encargado de medir la reducción respectiva en beneficio particular de cada una de estas comunidades.

¿Qué caminos le faltan al trámite para su aprobación definitiva?

Luego de surtir este paso del Senado, el texto pensional ahora se enfrentará a dos debates más antes de la conciliación y la firma del presidente Petro. Estos debates surgirán en la Cámara de Representantes, en la Comisión Séptima y en la primaria de esta corporación, respectivamente. La clave está en que el Gobierno tiene poco más de mes y medio para surtir este trámite, toda vez que la actual legislatura se finaliza el próximo 20 de junio. Si no se concrete, el proyecto quedará archivado y deberá esperarse a la siguiente legislatura.20 de junio es la fecha final de esta legislatura y el límite que tiene el gobierno para a aprobación del texto.

Qué implicaciones tiene una reforma pensional para un país

Una reforma pensional puede tener una serie de implicaciones significativas para un país en varios aspectos:

  • Sostenibilidad financiera: Una reforma puede ser necesaria para garantizar que el sistema de pensiones sea financieramente sostenible a largo plazo. Esto implica ajustes en las contribuciones, los beneficios y la edad de jubilación para equilibrar los ingresos y gastos del sistema.
  • Equidad: La reforma puede afectar la equidad del sistema de pensiones, tanto en términos de distribución de beneficios como de acceso a la jubilación. Es importante considerar cómo afectará a diferentes grupos de la población, especialmente a aquellos con ingresos bajos o inestables.
  • Competitividad económica: Las reformas pueden influir en la competitividad económica de un país al afectar los costos laborales para los empleadores y la disponibilidad de mano de obra. Por ejemplo, aumentar la edad de jubilación puede mantener a más personas en la fuerza laboral por más tiempo, lo que podría tener beneficios económicos, pero también podría generar tensiones en el mercado laboral.
  • Impacto en la economía: Cambios en el sistema de pensiones pueden tener un impacto en la economía en general. Por ejemplo, reducir los beneficios de pensión podría disminuir el gasto de los jubilados, lo que a su vez podría afectar el consumo y la demanda agregada. Por otro lado, una reforma que fomente el ahorro privado podría tener efectos positivos en la inversión y el crecimiento económico a largo plazo.
  • Expectativas sociales: Las reformas pueden influir en las expectativas sociales sobre la jubilación y la seguridad financiera en la vejez. Cambios significativos en el sistema de pensiones pueden generar preocupaciones entre los ciudadanos sobre su capacidad para mantener un nivel de vida adecuado después de retirarse.
  • Estabilidad política: Las reformas pensionales pueden ser políticamente sensibles y generar resistencia por parte de diferentes grupos de interés. La capacidad del gobierno para implementar cambios exitosos puede depender de su habilidad para construir consenso y comunicar los beneficios a largo plazo de las reformas propuestas.

La reforma pensional puede tener amplias implicaciones que van más allá de simplemente ajustar los parámetros del sistema de pensiones. Requiere un análisis cuidadoso de cómo afectará a diferentes aspectos de la sociedad y la economía, así como una gestión hábil para garantizar su implementación exitosa.
Foto tomada de X: @SenadoGovCo

Contenido elaborado por la Universidad de Santander*

Más información: comunicacionesexternas@udes.edu.co

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Nombre
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Apellido
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Correo electrónico
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Número de teléfono
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Mensaje
Asunto
Asunto
Mensaje
Indiquenos su tema de interes o Titulo de la entrada
Indiquenos su tema de interes o Titulo de la entrada
Autorizo el tratamiento de mis de datos personales
  • - seleccione una opción -
  • Si
  • No
- seleccione una opción -
Seleccione solo uno
Seleccione solo uno