Aves silvestres muertas, fuente de investigación en el ICN de la UNAL

Este es el llamado que desde diciembre de 2021 está haciendo el Grupo de Ornitología de la UNAL (GOUN), del Departamento de Biología, conformado por más de 10 estudiantes de diferentes semestres y coordinado por el profesor Andrés Cuervo.

Jonathan Espitia, estudiante de octavo semestre de Biología y uno de los integrantes del GOUN, explica que también es importante que el ave no se encuentre en estado avanzado de descomposición.

El propósito de este llamado a la comunidad es identificar las especies halladas muertas y que estas entren a formar parte de la colección del ICN, para ampliar el estudio de este género en el país.

La idea, que surgió de una convocatoria similar en otro país y divulgada en redes sociales, es hacer la evaluación del estado en que se halló el espécimen e identificarlo para la ciencia.

En el proceso de recolección también es importante que la persona etiquete al individuo incluyendo datos del lugar donde fue hallado y también sus datos personales como colector, detalla el estudiante Espitia.

La convocatoria del GOUN a la ciudadanía se viene realizando a través de un cartel virtual elaborado por la estudiante Sarha García y que circula a través de las redes sociales y de los grupos de interés a los que pertenecen los estudiantes y egresados de Biología vinculados al GOUN.

Uno de los primeros ejemplares recibidos fue un pájaro carpintero hallado en Cali por una niña de 12 años. Para trasladarlo al ICN, en la UNAL Sede Bogotá el grupo contactó a un egresado, quien realizó el traslado con el protocolo indicado.

“Es recomendable que el ave sea introducida en una bolsa con cierre hermético (ziploc) y luego guardarla en otra bolsa para evitar que la humedad entre al organismo y se descomponga. De ahí que también es importante congelarla. Y para no perder los detalles a causa del deceso, como el color de los ojos, del pico o de las patas, estos también se deben mencionar en la etiqueta”.

En el marco de esta convocatoria, el ICN también ha recibido un atrapamoscas hallado en Cota, un loro coroniazul en Pereira y un halcón pechirrojo de Fómeque (Cundinamarca).

“Aunque las palomas que abundan en las plazas de las ciudades no aplican para este ejercicio porque es una especie introducida, las más pequeñas, comúnmente llamadas abuelitas, si pueden ser colectadas”, explica el estudiante del GOUN.

Las personas que encuentren aves silvestres muertas pueden informar a amcuervom@unal.edu.cogoun_aves@googlegroups.com y por instagram a @GOUN_UNAL y @amcuervom

Redactado por: Universidad Nacional de Colombia

Mayor información: agenciaun@unal.edu.co

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish