Camarón tití del Pacífico colombiano migrará a aguas más profundas huyendo del calor

“Durante el desarrollo del estudio se observó una tendencia de la especie a alejarse de la línea de costa, lo que tiene implicaciones para los pescadores artesanales quienes deberán adaptarse a esta migración”.

La tolerancia térmica de esta especie, la más común de los mariscos utilizados en la comida de mar, y que sirve como sustento de las comunidades pesqueras de esta zona del país, es de entre 24 y 28 °C, pero herramientas de aprendizaje de máquina, utilizadas por la inteligencia artificial (IA), determinaron que el incremento del calor en las aguas del océano Pacífico afectará su distribución y abundancia. Ahora la temperatura oscila entre 25 y 29 °C, y según los escenarios previstos llegaría a los 33 °C.

La investigación realizada por Yumer Alexis Flórez Caicedo, estudiante de Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira, y adscrito al grupo de investigación Recursos Hidrobiológicos, analizó cuatro escenarios de calentamiento global manejados por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC). Estos son:

2,6 o mitigación con calentamiento mínimo,
4,5 leve,
7,0 fuerte, y
8,5 también conocido como business as usual,o “todo sigue igual”.


En este último no hay ajustes en las dinámicas de producción y emisión, y por ende la temperatura del planeta podría alcanzar hasta 4 °C más en promedio.

Para conocer la distribución futura del camarón tití, el estudiante utilizó un algoritmo predictivo conocido como random forest, una técnica de aprendizaje de máquina o machine learning supervisado, que predice la distribución potencial de una especie en espacio y tiempo, incluso en lugares donde no se ha capturado.

Así mismo, sometió las predicciones de este algoritmo a los 4 escenarios climáticos con 9 variables ambientales que representan las condiciones del hábitat del camarón títí: temperatura, clorofila, silicio (de lo que está compuesto su exoesqueleto), profundidad, dureza y salinidad, entre otras.

“Esto fue posible gracias a mis conocimientos de programación en R Studio, los cuales son esenciales en el entrenamiento y puesta en marcha de modelos de IA. Estos modelos de distribución de especies pueden predecir patrones de movilidad en las poblaciones biológicas, tanto en entornos terrestres como oceánicos”, explica el estudiante.

Bajo los escenarios 8,5 y 7,0, el camarón tití podría desaparecer de la mayor parte del Pacífico colombiano, y aunque en los más leves: 4,5 y 2,6 no, sí migraría hacia aguas más profundas porque ahí encontraría condiciones dentro de su tolerancia térmica, conservando mayor probabilidad de ocurrencia en la zona central de la costa Pacífica.

“Esta situación impactaría a los pescadores artesanales, ya que requerirán cambios en sus faenas, como más cantidad de gasolina para alcanzar mayores distancias desde la costa, embarcaciones más grandes y redes de arrastre de mayor longitud que les permitan adentrarse en el océano, pues deberán pasar de 40 hasta 80 m de profundidad, que es lo máximo a lo que podría llegar esta especie”.

“Durante el desarrollo del estudio se observó una tendencia de la especie a alejarse de la línea de costa, lo que tiene implicaciones para los pescadores artesanales quienes deberán adaptarse a esta migración”.

Para el estudio se emplearon los datos del Sistema de Información Ambiental Marina del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar) entre 2008 y 2020, con los que se obtuvieron 236 registros de presencia y distribución de la especie.

“El 75 % de los datos se usaron para entrenar el modelo y el 25 % para su validación”, agrega el estudiante, quien presentó los resultados de su trabajo durante la FIA INNOVA 2023, organizada por la Facultad de Ingeniería y Administración de la UNAL Sede Palmira.

Migración de especies


La fácil captura del camarón tití en aguas superficiales, entre 0 y 40 m de profundidad, los han convertido en una valiosa fuente de ingresos para los pescadores artesanales del Pacífico, y la probabilidad de encontrarlo a mayor profundidad disminuye de manera significativa, pues tiene una tolerancia térmica definida entre 24 y 28 °C.

En la actualidad, la temperatura en la zona costera del Pacífico colombiano oscila entre 25 y 29 °C, pero bajo los escenarios previstos en la investigación, sobre todo el más grave con un incremento de 8,5 °C, puede alcanzar hasta los 33 °C.

El proyecto de investigación fue dirigido por los profesores Ángela Inés Guzmán Alvis, doctora en Oceanografía, e Iván Felipe Benavides Martínez, doctor en Ecología, del Grupo de Investigación en Recursos Hidrobiológicos.

Más información: agencianoticias@unal.edu.co

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Nombre
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Apellido
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Correo electrónico
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Número de teléfono
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Mensaje
Asunto
Asunto
Mensaje
Indiquenos su tema de interes o Titulo de la entrada
Indiquenos su tema de interes o Titulo de la entrada
Autorizo el tratamiento de mis de datos personales
  • - seleccione una opción -
  • Si
  • No
- seleccione una opción -
Seleccione solo uno
Seleccione solo uno