Docente jubilada gana premio internacional de literatura.

"La poesía se inicia en la mirada. Se mira de manera específica: interrogando, sintiendo, cuestionando… casi siempre padeciendo. Y ese mirar te cuestiona el sentido de los hechos y las cosas, por ello hay que re-nombrarlas, volverlas a decir una vez y otra vez. Preguntarse si ese decir es adecuado o existe otro posible más certero", menciona en la publicación.

La docente jubilada de la Escuela de Estudios Literarios de la Universidad del Valle Carmiña Navia Velasco ganó por unanimidad del jurado el Premio Internacional de Literatura ‘Virginia Woolf’, por su libro ‘Parajes de los días’.

De esta forma, la escritora, docente e investigadora Carmiña Navia se suma a la lista de poetas, narradoras o ensayistas que han recibido este galardón.

En el libro ‘Parajes de los días’, esta escritora se cuestiona: “¿Por qué se escribe poesía? ¿Por qué escribo poesía? Es una pregunta siempre latente que tal vez no encuentre una respuesta exacta”.

“La poesía se inicia en la mirada. Se mira de manera específica: interrogando, sintiendo, cuestionando… casi siempre padeciendo. Y ese mirar te cuestiona el sentido de los hechos y las cosas, por ello hay que re-nombrarlas, volverlas a decir una vez y otra vez. Preguntarse si ese decir es adecuado o existe otro posible más certero”, menciona en la publicación.

El Premio Internacional de Literatura “Virginia Woolf” se creó en 2017 por el Grupo Editorial Sial Pigmalión, coincidiendo con el vigésimo aniversario de la fundación del grupo, para premiar a autoras que hayan destacado como poetas, narradoras o ensayistas.

Cada año, un jurado prestigioso propondrá a autoras de todo el mundo que se hayan distinguido en diferentes géneros literarios, y otorgará este galardón, que reivindica la figura de la novelista, ensayista, cuentista, editora y feminista británica.

Hasta el momento, las ganadoras de este galardón han sido María Antonia García de León, Luisa Ballesteros Rosas, Pilar Pedraza Pérez del Castillo y Ana Martín Ramos.

En la convocatoria de 2024, el jurado internacional lo conformaron Luisa Ballesteros Rosas (Colombia), Justo Bolekia Boleká (Guinea Ecuatorial), Cecilia Castro Lee (Estados Unidos), María Antonia García de León (España), Francisco Gutiérrez Carbajo (España), José Manuel Lucía Megías (España), Fabio Martínez (Colombia), Pilar Pedraza Pérez del Castillo (Bolivia), Basilio Rodríguez Cañada (España), Nery Santos Gómez (Venezuela) y Asma Soussi (Túnez), quienes concedieron por unanimidad este premio.

Carmiña Navia Velasco es escritora caleña, líder feminista. Profesora emérita de literatura de la Universidad del Valle. Directora de la Casa Cultural Tejiendo Sororidades. Graduada en Letras, Lingüística y Teología. Especialista en Literatura Hispanoamericana y escritura de mujeres. Ensayista y poeta.

Ha publicado numerosos artículos en revistas académicas y varios libros. Ha recibido algunos reconocimientos, entre ellos Premio especial de estudios de la mujer, Casa de las Américas, Cuba; finalista en el premio mundial de poesía mística Fernando Rielo por su poema: Oráculo 2000 América Latina. Entre sus muchas publicaciones mencionamos: Rondando la pluma y la palabra (Univalle). Narradoras colombianas (Univalle – Sial Pigmalión). Entrelazar miradas y palabras (Fe Adulta, Madrid). Amanecer de las alondras (ediciones Apidama, Bogotá). Corredores Urbanos y Atardecer en la ciudad (poesía, Sial Pigmalión).

Más información: agenda@univalle.edu.co

Contenido elaborado por Universidad del Valle*

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Nombre
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Apellido
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Correo electrónico
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Número de teléfono
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Mensaje
Asunto
Asunto
Mensaje
Indiquenos su tema de interes o Titulo de la entrada
Indiquenos su tema de interes o Titulo de la entrada
Autorizo el tratamiento de mis de datos personales
  • - seleccione una opción -
  • Si
  • No
- seleccione una opción -
Seleccione solo uno
Seleccione solo uno