​HUS entregó prótesis de piernas a menor que fue amputado tras explosión de gasolina

​HUS entregó prótesis de piernas a menor que fue amputado tras explosión de gasolina
Después de 9 meses de que sufriera la amputación de sus piernas por una explosión, y de superar lentamente las quemaduras de tercer grado que se presentaron en el 60% de su cuerpo, Diego Alexander Mendoza Sánchez llegó nuevamente a la ESE Hospital Universitario de Santander, HUS con una nueva esperanza: volver a caminar.

Tras el apoyo de varias instituciones como el HUS y la Quinta Brigada del Ejército Nacional, Diego recibió las prótesis que fueron fabricadas por el Taller de Órtesis y Prótesis del Hospital, con las cuales inició un proceso de adaptación para finalmente lograr ponerse en pie.
Hay que recordar que Diego, proveniente de la vereda La Varita, de San Rosa del Sur (Bolívar) sufrió el accidente en mayo del año pasado tras manipular inadecuadamente unas pimpinas de gasolina, explosión en la que falleció su hermana de cinco años, Mary Steffany Medonza, así como también resultó gravemente herido otro menor de edad Enel Osorio Martínez, quien presentó quemaduras múltiples en más del 50% de su cuerpo.
“Las condiciones de Diego después de la última visita han mejorado de forma satisfactoria tanto en la parte física como en la anímica. Con Diego las condiciones son bastante particulares para iniciar el proceso de adaptación de las prótesis y puede tardar más de dos meses ya que fue una amputación bilateral, su piel aún se encuentra sanando y además por la distancia de su residencia no puede asistir a terapia todos los días. Sin embargo, esperamos que pueda adaptarse para finalmente alargar las prótesis a su estatura adecuada”, indicó Carlos Antonio Rojas Villalba, director técnico del Taller de Órtesis y Prótesis de la ESE HUS.

Al respecto, el director de la Unidad de Quemados del Hospital, Carlos Martínez, aseguró que la evolución del menor es sorprendente. “Las quemaduras con las que recibimos a Diego eran prácticamente incompatibles con la vida, gracias al manejo de la Unidad de Quemados y al coraje de él y de su familia logramos sacarlo adelante y es uno de los casos más representativos de lo que estamos haciendo desde la Unidad de Quemados del Hospital, una de las más acreditadas del país, lastimosamente pues para poder salvar su vida tuvimos que amputar y ahora se encuentra en procesos de cirugía plástica y rehabilitación”, dijo.

Por su parte, la madre del menor, Alba Janeth Sánchez, agradeció la labor conjunta que han hecho las instituciones y personas para que Diego pueda recuperarse, “solo ruego a Dios que Diego pueda adaptarse porque no es fácil, pero con la fuerza que él tiene y las ganas de vivir él va a poder caminar. Desde el primer momento en que ingresamos al Hospital hemos recibido un trato excepcional con mucha colaboración. Aunque la EPS se demorara con las autorizaciones tuvimos toda la atención del personal para que a él no le faltara nada”, dijo.
Cabe recordar que el Taller de Órtesis y Prótesis del HUS es el único del oriente nacional con el que cuenta una entidad hospitalaria de la red pública atendiendo las necesidades de la población con menores recursos económicos.




_________________________________________________
Dirección de Comunicaciones de la HUS