“La gerontología actual otorga significado a la vida en la vejez”: Anna Freixas, doctora Honoris Causa de Unisimón

“La gerontología actual otorga significado a la vida en la vejez”: Anna Freixas, doctora Honoris Causa de Unisimón
Por medio de la resolución No. 9 de 2019, la Universidad Simón Bolívar otorgó a la psicóloga española Anna Freixas Farré el grado de doctora Honoris Causa en Ciencias Sociales Humanas, en ceremonia celebrada en el auditorio Nicolás Guillén de la sede 3 de esta institución. El acto precedió la instalación de la V jornada de innovación investigativa ‘Géneros, Territorios y Movimientos feministas en América Latina’ de la RED-HILA.
 
La distinción entregada a Freixas (Barcelona, 1947) se soporta en su trayectoria de más de 40 años, en los que ha investigado temas de mujeres, gerontología femenina y coeducación, además de ser autora y coautora de 10 libros, 22 capítulos en compilaciones y más de 45 artículos en revistas de alto impacto y especializadas.
 
“Con esta distinción se resaltan las capacidades intelectuales de la doctora Freixas y sus enormes contribuciones a nivel mundial para el fortalecimiento de la línea de investigación en género y envejecimiento, así como a la RED-HILA y el grupo de investigación ‘Estudios de Género, Familia y Sociedad’ de esta institución”, mencionó Rosario García, secretaria general de Unisimón, al leer las consideraciones de la resolución.
 
Este Honoris Causa es el segundo que obtiene Freixas Farré, quien es doctora en psicología de la Universidad de Barcelona. También se suma a otras distinciones, entre ellas la Medalla de Plata de la Junta de Andalucía (España) y el Premio Dr. Rogeli Duocastella de Investigación en el campo de las Ciencias Sociales.
  
DE SU VIDA Y TRAYECTORIA
 
Una emocionada Anna Freixas declaró su “agradecimiento infinito” a Unisimón y la RED-HILA por la distinción, previo a recordar sus comienzos como estudiante universitaria en su natal Barcelona en los años finales de la dictadura española. “Muchos profesores sembraron en mí la duda y el entendimiento en tiempos de tinieblas”.
 
La semilla sembrada por sus maestros la llevó a interesarse en la formación feminista como su carrera de fondo, camino en el que halló ideas en común con otras mujeres, hasta definir que el envejecer femenino debía ser la música de fondo de la mayoría de sus trabajos. “Hacer espacio a cuestiones y relaciones que habían sido ignorados, minimizados; dar voz a las mujeres, dando credibilidad a sus palabras y evitar epistemologías simplificadoras de la diversidad de las personas”
 
Desde sus nuevos enfoques, Freixas reevaluó lo que denomina el “discurso negro de la gerontología clásica”, basado en una visión biomédica que considera la vejez un tiempo de enfermedad y deterioro que, en el caso de las mujeres, supone estrechar las posibilidades de situarse en el mundo y no ser consideradas atractivas y sexualmente elegibles.
 
“La gerontología crítica (actual) otorga significar a la vida en la vejez, encontrar un camino válido en el cual transcurrir, un periodo de mayor autenticidad en el que podemos mostrarnos de manera más veraz”, sostuvo.
 
Al final compartió algunas conclusiones que se tornan en llamado a las ciencias sociales contemporáneas. “Necesitamos modelos para envejecer con dignidad, no patéticos para hacernos pasar por lo que no somos; envejecer no tiene que ser un viaje torturante, la vejez es el último regalo de la vida, que las jóvenes le no vean como una amenaza”.

____________________________________________________
Dirección de Comunicaciones de la Universidad Simón Bolívar