AREANDINOS PROPONEN BUENAS PRÁCTICAS PARA VOLVER EL AGUA POTABLE EN EL CHOCÓ

AREANDINOS PROPONEN BUENAS PRÁCTICAS PARA VOLVER EL AGUA POTABLE EN EL CHOCÓ
  • La investigación “Marriaga de prácticas y tecnología para el desarrollo de agua de consumo humano” de la Fundación Universitaria del Área Andina ganó la convocatoria 670 de Colciencias.
  • El propósito fundamental de esta investigación es atender los desafíos de las comunidades del país y mejorar su calidad de vida.
 
El Chocó es el departamento de Colombia donde más llueve, en sus municipios hay precipitaciones por lo menos 20 días en el mes, sin embargo, en la mayoría de ellos, el agua aún no es potable.
 
Uno de los lugares donde menos agua potable existe y que contradictoriamente tiene su base en una ciénaga es Marriaga, perteneciente al municipio de Unguía en el Chocó. Justo en este lugar, la Fundación Universitaria del Área Andina realizó una investigación liderada por el grupo GIP-TARGET del programa de Mercadeo y Publicidad y la Dirección Nacional de Investigaciones (DNI).
 
En cabeza del docente de Economía de Areandina, William Gilberto Delgado Munévar se presentó una solución innovadora que se denomina “Marriaga de prácticas y tecnología para el desarrollo de agua de consumo humano”, en donde la ciencia, tecnología y apropiación la hicieron ganadora de la convocatoria 670 de Colciencias.
 
La principal problemática de esta zona ubicada en el Chocó se relaciona directamente con las prácticas no apropiadas para el tratamiento del agua de la ciénaga pues al no tener  acueducto, esta se encuentra expuesta a la exposición a productos químicos derivados del jabón para limpieza personal y lavado de ropa, pasta dental y los líquidos y sólidos derivados de las necesidades fisiológicas y actividades domésticas. Esto además de los residuos de los alimentos, la actividad pesquera y la minería que se dan en el lugar.
 
Partiendo de esto, el grupo de investigación de Areandina aplicó en el 2017 a una convocatoria realizada por MinTIC, Colciencias y la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.
 
Según la convocatoria, la necesidad que se tenía identificada en la comunidad de Marriaga estaba relacionada con el manejo de sus “fuentes hídricas, que están definidas por la Ciénaga de Marriaga, el Brazo León del Río Atrato y su relación con el mar del golfo del Urabá”.
 
La investigación que se desarrolló en 10 meses, se centró en atender los desafíos de esta comunidad que se localiza en la Ciénaga de Marriaga, el Brazo León del Río Atrato y está asentada en una hilera de 48 casas de madera en la que conviven 57 familias que suman cerca de 213 habitantes.
 
Estas casas se encuentran construidas en Palafitos, que son pilares o estacas en el agua para sostener sobre cuerpos de aguas tranquilas como lagos, lagunas y caños, viviendas soportadas por encima del nivel de la fuente hídrica.
 
La solución a la problemática planteada desde el grupo de investigación de Areandina es innovadora y su fundamento se encuentra en ciencia y tecnología, sin abandonar la incorporación de los conocimientos y experiencia acumulada por los pobladores en su territorio. A la luz de este contexto se planteó:
 
  • Un sistema de captación y/o potabilización de agua para el consumo humano.
  • Sistema de recolección, tratamiento, disposición y/o reutilización de aguas residuales.
  • Un sistema individual para el mejoramiento del manejo de los residuos sólidos y líquidos en cada uno de los focos de contaminación, junto con una estrategia colectiva para el abastecimiento de agua apta para el consumo humano.
  • Un sistema de recolección de aguas lluvias que capture el líquido y mejore las condiciones de calidad de agua para consumo, junto con un sistema integrado para el tratamiento de las aguas residuales.
  • Un sistema integral de potabilización y manejo de residuos líquidos y sólidos que tenga en cuenta todos los focos de contaminación, desde el lavado de ropa hasta el agua residual producto de las necesidades fisiológicas.
 
Con esta propuesta se logró impactar a una comunidad con acciones que favorecen la participación ciudadana, la comunicación de relaciones entre ciencia, tecnología y sociedad, el intercambio y la transferencia de conocimiento y la gestión del conocimiento en todos los niveles.
 
Para Areandina lo más importante es seguir construyendo tejido social en zonas que realmente necesitan de la academia para construir conocimiento colaborativo y donde las personas participantes en la investigación sean activas y ejemplo de apropiación social.

_________________________________________
Dirección de Comunicaciones del Área Andina