ASCUN en entrevista en el Periódico del Meta: La educación virtual vino para quedarse

ASCUN en entrevista en el Periódico del Meta: La educación virtual vino para quedarse

Exrector de la Unillanos, ahora representante de las universidades en el país, dice que la educación a distancia se mantendrá como método de estudio.  

El director Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascun) hace un análisis de lo que puede venir para la educación superior en la pospandemia.

El pasado 10 de diciembre del 2019, el ingeniero agrónomo Oscar Domínguez González (O.D.), exrector de la Universidad de los Llanos, fue elegido como nuevo director Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascun), luego de tres años de ser el secretario general de este gremio de educación superior.
En enero asumió el cargo y casi que inmediatamente le tocó lidiar el tema de la emergencia sanitaria y el aislamiento en las aulas de las universidades e instituciones de educación superior y el reto de continuar clases de manera virtual.

​Periódico del Meta (PDM) lo contactó para indagar con él cuál será el panorama futuro de las universidades en el país en la pospandemia y cómo finalizará el semestre.

PDM: ¿Cómo ve esta situación mundial?

O.D.: Todos debemos estar preparados para un proceso de transición que durará meses. La gente debe ser consciente de que esto nos cambiará la vida para siempre. Una vez esté la vacuna lista, ¿quién es capaz de generar más de 1.000 millones de vacunas para que el sistema productivo se active en su totalidad?

PDM: ¿Cómo tomar las decisiones correctas?

O.D.: Todo lo que hagamos en estas semanas, en estos meses, impactara nuestro inmediato futuro. Son escenarios bastante complejos y condiciones nuevas que nadie había experimentado.

PDM: ¿Cuál es el aporte de las universidades en todo esto?

O.D.: El primero es apoyar el aislamiento. Sacar de las aulas 2’400.000 estudiantes fue la primera contribución, además con el reto de continuar el trabajo académico. El segundo es seguir con las investigaciones que se venían desarrollando, recuerde que la Universidad de Antioquia aisló el virus en sus laboratorios lo que nos pone en la ruta de buscar una vacuna; y un tercer aporte es cuidar las vacantes, los empleos se han mantenido y no ha habido despidos.

PDM: ¿Cómo se han adaptado?

O.D: En menos de cuatro semanas se redireccionaron investigaciones, por ejemplo, para crear respiradores artificiales. La Unisabana, la Universidad de Antioquia y la Escuela de Ingeniería de Antioquia. Además, varias universidades han adaptado sus laboratorios para hacer análisis de muestras para detectar la enfermedad apoyando al INS. Hay más de 50 iniciativas de las universidades para atender la pandemia desde diferentes frentes.

PDM: ¿Cómo va la formación de médicos?

O.D.: Tenemos más de 150.000 profesionales de la medicina. Las universidades acortaron procesos para graduar, la semana pasada por ejemplo más de 200 estudiantes. Eso es una contribución enorme para el apoyo de esa primera línea en la batalla contra la enfermedad.

PDM: ¿Qué perspectivas tienen las universidades para el segundo semestre?

O.D.: Tenemos la incertidumbre de saber si será necesario hacer una combinación de esfuerzos entre presencialidad y educación virtual, que es lo que creemos que va a pasar. Por ejemplo será necesario adoptar protocolos para hacer laboratorios y prácticas, así como número de estudiantes en los salones en las universidades.

PDM: ¿Habrá disminución de matrículas?

O.D.: La recesión económica hará que las matrículas disminuyan para el segundo semestre. Muchos no querrán iniciar pregrado hasta tanto pase este tsunami. Por eso debemos replantear todos los mecanismos: pagos de matrículas, descuentos, becas, créditos financieros.

PDM: ¿Se viene una gran deserción?

O.D.: Las estrategias de acompañamiento al estudiante serán muy importantes. La norma dice que las universidades deben garantizarle terminar la carrera y en ese sentido creo que la educación a distancia jugará un papel importante; la educación virtual vino para quedarse.

PDM: ¿La educación será distinta?

O.D.: A mediano plazo visualizo que vamos a tener un sistema educativo transformado y en eso los docentes tendrán que asumir su propio autoaprendizaje para adaptarse. Si no se meten en las nuevas tecnologías y adopta nuevas metodologías serán obsoletos.

PDM: ¿Pero qué pasará con los debates en clase que también enriquecen el aprendizaje?

O.D.: Ese será uno de los retos a superar. Tener 40 estudiantes ya no será factible. Las transformaciones que vienen hasta ahora estamos procesándolas.

PDM: ¿Qué pasará con las inversiones en infraestructura?

O.D.: Todo cambiará. Los grandes proyectos de desarrollo en infraestructura física seguro quedarán paralizados en las universidades. No se le haga extraño que las instituciones ahora ofrezcan computadores o planes de navegación con sus matrículas como incentivos.

PDM: ¿Cuáles serán los recortes de presupuesto?

O.D.: Mire, aquí lo importante es mantener los procesos de calidad y las apuestas de valor con los estudiantes. Creo que las reorientaciones de inversión en infraestructura serán mucho más fuertes en las universidades privadas que en las públicas. La prestación de servicios de tecnología tendrá más importancia. Ahora, también es claro que la presencialidad tampoco desaparecerá.

PDM: ¿Y en regiones como el Meta donde aún no hay tanta interconectividad?

O.D.: Todos tienen que hacer un esfuerzo mayúsculo. En el Meta hay por lo menos 15 municipios con limitaciones de interconectividad. Esa será otra deuda social del Gobierno Nacional para superar porque es injusto que los habitantes de esas poblaciones estén en desventaja frente al resto.

PDM: ¿Y las universidades en el Meta tienen la capacidad?

O.D.: Soy optimista. La tecnología de las más de 10 instituciones universitarias de Villavicencio da para hacer muchas cosas. La UNAD es un ejemplo porque atiende más de 20.000 estudiantes en la Orinoquia, todos de manera virtual.

PDM: Universidades como Los Andes, Externado y Javeriana que basaban su educación en la presencialidad ¿están listos?

O.D.: Les toca. Esto cambió. Los rectores de esas universidades ya contemplan lo remoto para buena parte de lo que hacen. No es que se vuelvan virtuales, pero sí cambiarán muchos de sus procesos educativos.

Uno no puede colaborar con un trabajo de desesperanza que ya muchos quieren hacer. Aquí se necesita una juventud motivada porque son ellos los que deben levantar una sociedad lastimada por la enfermedad. A la gerente debemos darle esperanza.

Periódico del meta