Así sonaban la Independencia y la celebración Centenaria

Así sonaban la Independencia y la celebración Centenaria
Canciones del patrimonio musical colombiano de principios de los siglos XIX y XX, que han contribuido a la formación de la identidad nacional y son parte de la narrativa tradicional de la Independencia, son recordadas en EAFIT durante la celebración del Bicentenario de la Batalla de Boyacá.

El investigador Fernando Antonio Gil Araque, musicólogo y docente de historia de la música en la Universidad, rescata una selección de canciones para rendir homenaje a las tonadas de la nacionalidad colombiana y resaltar este legado musical a las nuevas generaciones.

El bambuco, la contradanza, el pasillo y el pasodoble son algunos de los aires regionales musicales que, 200 años después del nacimiento de la República, continúan identificando a Colombia como una nación culturalmente diversa en la Hispanoamérica contemporánea.

Esa diversidad cultural de data centenaria se puede escuchar aún hoy. El pasado viernes 2 de agosto, por ejemplo, en EAFIT se ofreció el concierto De la Batalla de Boyacá a los Centenaristas, en el que fueron rememoradas algunas de las piezas más representativas del repertorio musical que se conserva desde la época independentista, hasta el primer centenario y el presente.

Fernando Gil Araque, profesor del Departamento de Música de EAFIT y experto en historia de la música colombiana y latinoamericana, rescató una serie de canciones que suenan muy bien para esta fecha, pues son obras relacionadas con los cantos patrióticos y las tonadas que acompañaron las gestas de la Independencia, además de posteriores composiciones en el contexto centenarista que contribuyeron a exaltar estas fechas y formar el sentido de nacionalidad colombiana.

“Hay algunas obras de la época de la Independencia que todavía sobreviven al presente. La Guaneña es una de ellas. Es muy importante porque ya desde el año 1810, más o menos desde esta época, el bambuco aparece como un aire regional adoptado por el pueblo y se convierte en un ritmo patriótico y símbolo de nacionalidad”, dice el experto en musicología histórica.
Precisamente bambucos como Cuatro preguntas, del compositor vallecaucano Pedro Morales Pino (1863-1926), precursor de la música andina en Colombia y considerado uno de los compositores más importantes de la historia del país; y La Guaneña, que es una canción popular de origen desconocido que acompañó la campaña libertadora en el departamento de Nariño, fueron piezas que dieron forma a la música tradicional y la canción urbana colombiana.

“Es importante ver cómo estos aires musicales son la reminiscencia de los bailes regionales y las danzas colombianas, las obras dan cuenta de un momento histórico. La música actualmente, si se mira desde ese sentido de identidad nacional, es un mestizaje. Se han reivindicado la cultura afro y aborigen, y creo que la música en Colombia y Latinoamérica está dando cuenta de dos cosas: de ese mestizaje y del surgimiento de las ciudades donde comienza esta imagen de nación a desarrollarse”, expresa el doctor en historia.

Videos en el siguiente enlace: http://bit.ly/2YKb3j5    
____________________________________________
Dirección de Comunicaciones de la Universidad EAFIT