Condecoración Simón Bolívar al vicerrector académico de la UNAL

Condecoración Simón Bolívar al vicerrector académico de la UNAL
El profesor Carlos Augusto Hernández, físico, doctor en Educación y docente de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), recibió la condecoración Simón Bolívar en la categoría “Orden Gran Maestro”, que otorgó el Ministerio de Educación a miembros del Consejo Nacional de Acreditación (CNA) por su compromiso con la excelencia, la alta calidad y la educación superior.
 
El profesor Hernández se ha desempeñado como docente e investigador del Departamento de Física y como vicerrector académico de la UNAL durante los rectorados de los profesores Antanas Mockus y Guillermo Páramo, cargo que también ocupa en la actual administración. Fue miembro del Grupo Federici de Investigación Pedagógica y del equipo del programa de ciencia y cultura para niños Cuclí Cuclí. Además ha sido consejero del Programa Nacional de Estudios Científicos en Educación de Colciencias, y en 2006 recibió la “Orden Gerardo Molina”, uno de los máximos reconocimientos que otorga la UNAL.
 
En busca de la alta calidad
 
El CNA se fundó en 1995 con el propósito de reconocer altos estándares de calidad tanto en las instituciones de educación superior como en los programas de pregrado y posgrado que se ofrecen en el país. El profesor Hernández y los doctores Emilio Aljure y Ramsés Hakim, exrectores de la UNAL, en su calidad de académicos fueron llamados por el Consejo de Educación Superior (CESU) a formar parte del primer equipo de siete consejeros del CNA.
 
Este grupo tuvo la tarea de construir el Sistema Nacional de Acreditación y redactó los lineamientos para la acreditación de programas, la primera versión del modelo de acreditación institucional y los textos guías para orientar los procesos de autoevaluación y evaluación externa. También definió los momentos de la autoevaluación, de la evaluación externa y de la evaluación síntesis por parte del CNA, la cual se envía al Ministerio de Educación para la decisión final de la acreditación. Se trata de un modelo que ha pervivido durante muchos años y cuyas actualizaciones se han realizado según los cambios exigidos por las dinámicas de la educación superior.
 
La acreditación, como un reconocimiento del Estado a la alta calidad del servicio que prestan las instituciones y los programas de educación superior, ha servido para promover el mejoramiento académico, tal como lo reconocen varios rectores que se han comprometido con el proceso.
 
Hace diez años la UNAL recibió la Acreditación Institucional y en los próximos días recibirá la visita de los pares encargados de la evaluación externa del CNA. Todos los programas de pregrado y un número creciente de posgrados han recibido la acreditación de alta calidad o se encuentran en ese proceso.
 
La celebración de los 25 años del CNA coincide con la presentación de la actualización del modelo de acreditación. El nuevo documento integra los lineamientos específicos de diferentes tipos de programas y de la acreditación institucional y fue construido con la participación de distintos actores de la educación superior.
 
El profesor Hernández recibe la condecoración como “un valioso reconocimiento al trabajo de los docentes de la UNAL que han incidido significativamente en el mejoramiento de la calidad de la educación superior del país”.

_____________________
 
Más información: agencianoticias@unal.edu.co