El agro es el que más se puede beneficiar de las tecnologías convergentes: Orlando Ayala

El agro es el que más se puede beneficiar de las tecnologías convergentes: Orlando Ayala
Pasar del lugar 86 en el listado de países del mundo en PIB per cápita, según los datos más recientes del Fondo Monetario Internacional, al puesto 25 en la próxima década es una de las metas que podría lograr Colombia si la convergencia tecnológica comienza a aplicarse decisivamente en la transformación de su industria.
 
Y es que este momento es crucial para los sectores productivos del país que se desarrollan en el contexto de la cuarta revolución industrial, según destacó Orlando Ayala Lozano, integrante de la Misión Internacional de Sabios creada por el Gobierno Nacional. El experto, que hace sus aportes en el foco temático de Tecnologías Convergentes e Industrias 4.0, presentó la conferencia inaugural de la XI edición de Días de la Ciencia Aplicada, que se realiza hasta hoy EAFIT con programación académica con entrada sin costo.
 
El invitado compartió con los asistentes de este evento las oportunidades que presenta el nuevo contexto global en materia productiva y tecnológica. "Estamos viviendo un momento realmente único en el ámbito universal. No existe precedente en el cual una convergencia masiva de grandes implicaciones esté desarrollándose a gran velocidad. Eso está ocurriendo en el contexto histórico, quizás, más divergente desde el punto de vista sociopolítico y económico. El desafío, básicamente, es al modelo universal de globalización", sostuvo Orlando Ayala, quién tiene más de 40 años de experiencia en la industria global de tecnología en empresas como Microsoft, donde desempeñó por cinco lustros distintos cargos directivos.
 
El agro con innovaciones en agricultura inteligente y de precisión -según destacó el sabio- es un de los sectores productivos de Colombia que más se puede beneficiar del desarrollo de las disciplinas de nanotecnología, biotecnología, tecnologías de la información y las nuevas tecnologías en ciencias cognitivas. Precisamente, la biodiversidad y la capacidad productora de alimentos, que en el futuro podría convertir al país en la despensa del planeta, es uno de los potenciales hacia ese paso decisivo a la nueva agroindustria.
 
Un ejemplo de estas disciplinas científicas aplicadas al contexto colombiano, y que compartió Ayala, es el proyecto desarrollado en el año 2014 en el municipio de Mesetas (Meta), donde más de 100 familias campesinas implementaron inteligencia artificial a sus fincas caficulturas. Con el apoyo de Microsoft se llevó internet a este lugar remoto y se permitió que pequeños productores, por medio de un celular y aplicaciones digitales, controlarán sus cosechas y vendieran mejor sus productos.

_________________________________________
Dirección de Comunicaciones Universidad EAFIT

Contacto:
agencia.noticias@eafit.edu.co