El Poli y la Universidad del Tolima gritaron campeón en el Ultimate de Oro 2018

El Poli y la Universidad del Tolima gritaron campeón en el Ultimate de Oro 2018
  • El seleccionado femenino del Politécnico Jaime Isaza Cadavid y el masculino de la Universidad del Tolima se coronaron campeones en la copa del disco volador que organizó EAFIT. En el encuentro deportivo, que se realizó del martes 25 al sábado 29 de septiembre, se jugaron 42 partidos entre 13 equipos de seis países.
  • Las escuadras ganadoras levantaron la primera Copa Internacional Universitaria Ultimate de Oro y son los nuevos campeones de este torneo que, por primera vez en 15 años, contó con equipos de seis nacionalidades.
Dos equipos colombianos se impusieron en la Copa Internacional Universitaria Ultimate de Oro 2018 que organizó EAFIT y que se extendió entre el martes 25 y el sábado 29 de septiembre en el campus de la Universidad. El Politécnico Jaime Isaza Cadavid —que le ganó 15-7 a Venezuela en femenino—, y la Universidad del Tolima —que logró un 15-11 ante EAFIT en masculino— se llevaron el primer lugar de la competencia en la que hubo representación de seis países de América y Europa.
 
En una disputada final femenina, donde se reflejó la competitividad y el espíritu de juego de ambos equipos y que se decidió gracias a la técnica y la velocidad de las jugadoras colombianas, el Politécnico Jaime Isaza Cadavid superó en juego a las representantes de Venezuela por un marcador de 15-7 en una de las finales del certamen. El duelo tuvo como protagonistas a dos de las jugadoras más valiosas de la Copa: Elizabeth Mosquera, del Poli, y Arianna Abreu, de Venezuela, quienes se disputaron el MVP (Most voluable player).
 
“Fue un partido muy intenso. Siempre con Venezuela se escenifican juegos con mucho despliegue físico. La ventaja fue el resultado que se nos fue dando a medida que iba pasando el juego, haciendo breaks, lo que nos dio la posibilidad de rotar más el equipo y sentir que todas hicieran parte de este momento. Nos vamos muy contentos y agradecidos con EAFIT”, manifestó Carlos Alberto Moncada Arenas, entrenador del Poli y quien prepara a su representativo para los próximos juegos de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún).
 
Por su parte, una de las jugadoras destacadas en la final, Eliana Pérez (Poli), quien además lidera un proceso formativo en ultimate en la Universidad de Medellín, se refirió a la experiencia que acumula su equipo con esta Copa Internacional. “Estamos muy contentas de haber tenido este triunfo, porque nos preparamos mucho para poder ganar. La clave para nosotros en el juego fue el trabajo en equipo. Esta Copa es importante porque nos sirve como preparatorio para los Juegos Universitarios Nacionales, los cuales vamos a jugar dentro de poco aquí en Medellín”, comentó la deportista.
 
Con este campeonato, el seleccionado del Politécnico Jaime Isaza Cadavid retoma el título del Ultimate de Oro que había ganado en 2016. La escuadra medellinense terminó invicta, pues ganó todos los partidos de la competición.
 
La Universidad del Tolima, campeón de la rama masculina

Aunque el equipo masculino de EAFIT llegó a la final como invicto y favorito del torneo, ganando todos los partidos de la fase clasificatoria y la semifinal a la selección universitaria de Panamá por 15-11, en el juego definitivo perdió ante la escuadra de la Universidad del Tolima por 15 goles a 9. El equipo tolimense es el actual campeón de los Juegos Universitarios Nacionales y durante la competencia se mostraron como uno de los conjuntos más intensos y aguerridos.
 
“Yo creo que fue la espina que teníamos de haber perdido el primer partido ante EAFIT. El equipo supo mantener la intensidad, creo que supimos rematar el encuentro. Así lleváramos ventaja no dejamos de volar, de correr. Lo queríamos desde el año pasado que se habló que iba a disputarse un torneo internacional mundial. Esa fue la primera meta que nos propusimos”, indicó Jesús Andrés Pérez, capitán de espíritu de la Universidad del Tolima.
 
El equipo de Ibagué, además del título del torneo, se llevó el reconocimiento al jugador más valioso de la competencia, Gonzalo Manrique Trujillo, quien llegó a 23 goles, 13 asistencias y 13 cortes defensivos.
 
“Siempre me he caracterizado por ser un jugador aguerrido, a veces me exalto un poco en la cancha, pero es motivación, porque no me gusta perder un disco. La idea es venir con toda porque nos ayuda también académicamente, nos da la posibilidad de ganar una beca con la universidad y la experiencia es única. El ultimate es mi vida”, dice el MVP del campeonato, estudiante de arquitectura en la Universidad del Tolima.
 
Por su parte, el premio al mejor espíritu de juego, fue para los seleccionados universitarios de Chile, en masculino, y la Pontificia Universidad Javeriana (Bogotá), que obtuvieron los mejores promedios y valoraciones de sus rivales dentro del campo de juego.
 
Balance de la Copa
Con 42 juegos se completó la Copa Internacional Universitaria de Ultime en Medellín, que tuvo como anfitrión a EAFIT y sus escenarios deportivos. Un total de 244 atletas provenientes de Venezuela, Panamá, Estados Unidos, Portugal, Chile y Colombia se dieron cita durante cinco días en el primer torneo de ultimate universitario de carácter mundial, respaldado por la Federación Internacional de Deportes Universitarios (Fisu).
 
Además del potencial competitivo que demostraron las distintas selecciones, la Copa Internacional Universitaria para los procesos formativos de esta disciplina del país se presenta como la oportunidad de exponer el trabajo en el deporte representativo universitario. Para Luis Eduardo Calderón, director del torneo y jefe del Departamento de Deportes y Recreación de EAFIT, el balance es positivo por el nivel de competencia y las relaciones entabladas con distintas culturas del ultimate en el mundo, que proyectan a Medellín como potencia y escenario de eventos deportivos de este nivel.
 
“En un tipo de eventos mundiales como este es innegable que se genera en toda una comunidad un movimiento muy positivo. Hay principios, valores, espíritu de juego, una cantidad de elementos que se viven y los ve uno durante el torneo. Piensa uno que se pueden hacer muchos cambios en la sociedad. Las diferentes culturas del ultimate que nos han acompañado se constituye en algo muy interesante, porque podemos ver cómo este deporte se convierte en una familia, con muy buenos ciudadanos, que es la razón de ser del ultimate”, expresó el promotor deportivo, quien hace 15 años inició con este sueño de promover la disciplina en EAFIT.
 
Por su parte, Carlos Moncada, entrenador del equipo femenino del Politécnico Jaime Isaza Cadavid, una de las personas que ha contribuido al proceso formativo del ultimate en la ciudad, señala que el ultimate universitario es donde se da el relevo generacional porque aporta muchos jóvenes a la competencia. “En las universidades siempre destacan jugadores que participan en los torneos y a medida que evolucionan y se enamoran del deporte van haciendo parte de la selección Colombia. El deporte universitario es fundamental para los procesos de desarrollo deportivo en el ámbito nacional”, opinó.

---
Dirección de comunicaciones de EAFIT