En tiempos de aislamiento social, Areandina sigue acompañando a sus más de 34.000 estudiantes

En tiempos de aislamiento social, Areandina sigue acompañando a sus más de 34.000 estudiantes
La institución ha adaptado sus estrategias de acompañamiento académico y psicosocial para que la comunidad Areandina continúe con sus procesos de transformación.
 
Las medidas que deben ser adoptadas para combatir el COVID-19 han puesto a las instituciones educativas de todo el país en la tarea de asegurarse que las clases continúen de manera remota y que el calendario escolar universitario prosiga. Sin embargo, detrás de una institución educativa, hay mucho más que lecciones, exámenes y evaluaciones. Cada estudiante tiene una vida, una familia y un entorno que hacen parte de todo el proceso de transformación que viven a través de la educación. “El bienestar emocional es tan importante como los libros o el computador, en su ausencia no hay aprendizaje posible. Por eso apoyamos a nuestros estudiantes” dice Martha Castellanos, Vicerrectora Académica de Areandina.
 
Teresa Flórez, Subdirectora de Orientación Académica, explica: “Hemos adaptado y fortalecido algunas de nuestras estrategias de acompañamiento para llegar a toda la comunidad con acciones efectivas que den respuesta a sus necesidades. Además, hemos encontrado nuevas maneras de hacerlo. Todo esto es congruente con el pensamiento institucional, ya que en el centro de todas las acciones institucionales están los estudiantes”. Entre las estrategias que menciona Flórez se encuentran:
 
●      Destinar más de 21 millones de pesos en consignaciones de 50.000 pesos que han beneficiado a más de 500 estudiantes para que puedan conectarse a internet.
●      Entregar 115 equipos de cómputo a estudiantes que no los tenían para continuar con su formación.
●      Reforzar los diferentes canales de comunicación para incidir positiva y eficazmente en los procesos de transformación de los estudiantes.
●      Continuar y adaptar con las labores e la Brigada de la Excelencia Educativa Areandina.
 
Yeison Steven Roa, Coordinador de Reportería y Control y líder de la Brigada de la Excelencia Educativa Areandina, comenta sobre su experiencia: “La clave ha sido la apertura y la comunicación. Si bien teníamos un plan distinto a principio de año, nos adaptamos a la coyuntura para continuar con nuestra labor”.
 
Desde la dimensión psicosocial, Areandina también ha encontrado la manera de acompañar a sus más de 34.000 estudiantes —14 mil de ellos virtuales, 1.400 docentes y 750 administrativos durante esta situación de incertidumbre.  Sorteando las dificultades propias del cambio, ha reforzado sus estrategias de acompañamiento pedagógico, psicológico, consejería académica y prevención y promoción de la salud mental y programas de bienestar, entre otros, para garantizar la estabilidad emocional de la comunidad Areandina.
 
De hecho, desde que comenzó la temporada de aislamiento social, el número de solicitudes para apoyo psicosocial a estudiantes ha crecido exponencialmente. El manejo de ansiedad, de estrés y la regulación emocional son los tres casos más recurrentes durante el aislamiento. En la dimensión social, la comunicación asertiva en el hogar para la convivencia ha sido uno de los temas que más han preocupado a la comunidad Areandina, especialmente a los padres de familia. También ha habido gran demanda para la asesoría en el uso plataformas virtuales y herramientas para organizar el tiempo y ser más productivos con el estudio remoto.
 
Alexandra Velandia Ramos, Subdirectora Nacional de Orientación y permanencia estudiantil, añade: “Esperábamos que la contingencia trajera este tipo de retos y estábamos preparados para asumirlos. Desde la prevención estamos contactando a la totalidad de la comunidad con talleres en línea, una red de monitoreo de las aulas virtuales y refuerzos positivos para darles las herramientas que les permitan enfrentar la incertidumbre y esta nueva modalidad de estudio”.
 
Para incidir de la mejor manera con estas estrategias, la institución está haciendo una caracterización con el total de la población estudiantil con el fin de conocer su situación psicosocial y económica en esta contingencia.
 
Ana Karina Marín Quiroz, Vicerrectora Nacional de Experiencia, explica: “En esta coyuntura identificamos la necesidad de ajustar algunas cosas de cómo veníamos trabajando, pero solo es una nueva forma de hacer lo que llevamos varios años fortaleciendo. Todo lo relacionado con la práctica de actividad física, salud, grupos formativos, culturales y de liderazgo, es decir, todo aquello en lo que se mueve el estudiante más allá de lo estrictamente académico, continúa con su dinámica de manera remota, y ahora tenemos la responsabilidad con toda la comunidad Areandina más allá de las circunstancias”.
 
De ahí nació la estrategia de bienestar “5+”, que tiene como objetivo llegar en cascada y de manera viral a los estudiantes, a los profesores y a sus familias con recomendaciones para su bienestar integral y que tuvo cerca de diez mil impactos durante las dos primeras semanas de lanzamiento.
 
Areandina es la tercera Institución de Educación Superior (IES) privada más grande del país con catorce mil estudiantes virtuales y tiene un cubrimiento del 85% del territorio nacional. El acompañamiento no solo se enfoca en los estudiantes de modalidad presencial que ahora estudian en línea, sino también en toda la comunidad: estudiantes virtuales y a distancia, profesores, colaboradores y familias. “Los canales pueden ser diferentes, pero el acompañamiento, voluntad y estrategias para ayudarlos siempre están presentes”, dice Marín.
 
Es importante mencionar que para Areandina, las poblaciones vulnerables (Personas con condición con discapacidad, grupos étnicos, víctimas del conflicto armado, ICBF, entre otros) tienen un lugar especial. “Acompañados a través de una red de monitores y consejeros estamos buscando soluciones en su formación. Sabemos que tienen necesidades muy específicas. De ahí que sea tan importante tener esa flexibilidad y adaptabilidad que nace de un acompañamiento individual”, afirma Velandia.
 
Se han hecho esfuerzos importantes para que, a pesar de la contracción de ofertas de trabajo, tanto egresados como estudiantes puedan incorporarse al mundo laboral a través de la Bolsa de Empleos Areandina. Hoy se cuenta con 2.223 empresas que mensualmente publican, en promedio, 600 ofertas de trabajo.
 
“Está claro que los colaboradores administrativos y docentes también pueden tener incertidumbre en estos tiempos” dice Marín. Por lo tanto, también se les acompaña con herramientas y recursos para que puedan desarrollarse integralmente y afrontar sus propias preocupaciones. La cultura de felicidad que construye Areandina, basándose la psicología positiva, contribuye al bienestar de su talento humano. De hecho, es la única institución de educación superior que hace parte de los veinte mejores lugares para trabajar en el país, según el ranking de Great Place To Work 2019.
 
Areandina ha adoptado la felicidad como uno de los referentes y valores más significativos. En palabras de Castellanos: “Siendo conscientes de la formación integral y de nuestro sello transformador, como Institución estamos al servicio de nuestros estudiantes. Su bienestar emocional es una prioridad para toda la función formativa”. Gracias a este enfoque, a pesar de las circunstancias, es capaz de continuar con prácticas de felicidad organizacional de tal modo que cada miembro de su comunidad pueda desarrollar su bienestar de una manera holística.

__________________________________________
Dirección de comunicaciones de la Fundación Universitaria del Área Andina

Contacto: avera@grupoelconserje.com