Excombatientes en Caldas estudian para potenciar sus negocios en proyecto liderado por la UCM

Excombatientes en Caldas estudian para potenciar sus negocios en proyecto liderado por la UCM
En Caldas, 35 excombatientes del proceso de reincorporación están conectados con la virtualidad y el Modelo de Entornos Productivos (MEP), que les brindará herramientas y conocimientos para fortalecer sus ideas de negocio.
 
Este proceso formativo tiene una duración de 500 horas y culminará en marzo. Los excombatientes adquirirán conocimientos relacionados con la gerencia de proyectos, atención al cliente y administración contable, entre otros.   
 
El MEP es liderado por la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), con el apoyo técnico y financiero del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el sostenimiento de la paz (MPTF) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en alianza con la Gobernación de Caldas y la Universidad Católica de Manizales (UCM).
 
“Este entorno productivo es la muestra del compromiso del Gobierno Nacional como de actores en el territorio para unir esfuerzos que beneficien a la población en proceso de reincorporación. La virtualidad, en estos momentos, es nuestra mejor aliada para que 35 excombatientes avancen en 
su ruta y fortalezcan sus competencias productivas. Esperamos seguir contando con el respaldo de la Gobernación de Caldas, la Universidad Católica de Manizales y la OIM”, comentó María Isabel Barón, coordinadora (e) de la ARN en el Eje Cafetero.
 
En la Ruta de Reincorporación, estos entornos buscan ser los pilares para una oferta socioeconómica que favorezca la reincorporación sostenible, a partir de un modelo que integre la formación y el desarrollo de alternativas productivas.
 
También es un ejercicio de corresponsabilidad en el que la ARN complementa su oferta de formación para el trabajo, con la experiencia de aliados y el apoyo de la cooperación internacional brindando un fortalecimiento laboral que se da en un área 
específica, según los intereses de las personas que se vinculan al modelo y de acuerdo con la demanda económica de la región donde se implemente. 
 
La excombatiente Deisy Narváez valora el acompañamiento del Gobierno Nacional, las instituciones y la cooperación internacional para ingresar al mundo laboral o fortalecer sus unidades productivas.
 
“Esta formación nos abre más puertas al conocimiento y nos prepara ante los retos que tengamos con nuestros negocios. Siempre será valioso adquirir habilidades que nos permitan ser competitivos”, indicó la beneficiaria del modelo.
 
La UCM dentro de su proceso formativo capacitó a la población excombatiente para el uso de los computadores y herramientas tecnológicas, teniendo en cuenta que el 75% del entorno es virtual y el 25% restante será presencial, si las condiciones lo permiten debido a la pandemia por el coronavirus. 
 
“Hacer parte de esta iniciativa es ser coherente con nuestra apuesta de responsabilidad social y transformación del entorno. Es la posibilidad que tiene la universidad de unirse a la congregación frente a su opción de trabajar por la justicia y la paz”, explicó la hermana Elizabeth Caicedo, rectora de la UCM.
 
La ARN ha identificado retos importantes frente al fortalecimiento del contexto productivo en la implementación de la Política Paz con Legalidad, con el objetivo 
de profundizar en metodologías y estrategias que contribuyan a la generación de ingresos y sostenibilidad económica de la población excombatiente. 
 
“Este proyecto demuestra cómo las instituciones pueden aportar a los cambios en la política pública y cómo pueden ser parte de la realidad colombiana ayudando a transformar la violencia en paz”, resaltó Valentín Sierra, secretario de Planeación de Caldas.