HUN abre Central de Preparación de Medicamentos

HUN abre Central de Preparación de Medicamentos
Se estima que en este laboratorio se producirán alrededor de 20.000 preparaciones farmacéuticas al mes, desde nutriciones parenterales (suministro de nutrientes por vía intravenosa) hasta medicamentos oncológicos.

Una Central de Preparación de Medicamentos (CPM) “es un pequeño laboratorio farmacéutico, que requiere gran esfuerzo, ya que el proceso de elaboración y control de los productos es manual”, explica el doctor en Farmacia Jesús Becerra Camargo, subdirector del Servicio Farmacéutico del Hospital Universitario Nacional (HUN) y profesor asociado de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).
 
La CPM del HUN está certificada para producir medicamentos estériles en las líneas de adecuación y ajuste de medicamentos oncológicos, antibióticos, nutriciones parenterales y otros estériles, además de no estériles y preparación de productos magistrales.
 
Solo en abril se prepararon 3.250 dosis de antibióticos, que ahorran en tiempos de enfermería equivalentes a 162 horas y que mejoran la atención de los pacientes.
 
La CPM, que empezó satisfactoriamente su funcionamiento a comienzos de marzo, nació como un proyecto estratégico de la Facultad de Ciencias y su Departamento de Farmacia, desde el inicio de operaciones del HUN, en 2015.
 
Para que este adelanto fuera posible, la UNAL y el HUN realizaron las inversiones necesarias en instalaciones, equipos, documentación, entrenamiento del personal y “Certificación en Buenas Prácticas de Elaboración” (BPE) otorgada por el Invima, condiciones que garantizaban el futuro del proyecto.
 
Dosis personalizadas
 
Los medicamentos fabricados industrialmente están predestinados a ser utilizados en poblaciones homogéneas, razón por la cual en la CPM se preparan dosis como resultado de un cuidadoso proceso de análisis de las necesidades de los pacientes en función de sus características anatómicas y fisiopatológicas.
 
Satisfacer las necesidades terapéuticas conlleva la manipulación de medicamentos preexistentes, muchas veces fraccionándolos y adaptándolos a las necesidades particulares de cada paciente. Esta individualización de la terapia, especialmente con los medicamentos de administración intravenosa, exige personal capacitado e instalaciones adecuadas.
 
Por vía intravenosa, intratecal, subcutánea e intramuscular se administran productos estériles, es decir que requieren una preparación estéril liquida, en tanto que los no estériles se administran por vía oral o aplicados, como, jarabes y tabletas; en este grupo se maneja el reenvase de medicamentos líquidos y sólidos.
 
En el HUN, donde la seguridad del paciente es primordial e indispensable, las dosis unitarias reducen en alto grado los errores en la administración de medicamentos, garantizando mayor seguridad en la preparación y un mayor tiempo de estabilidad y compatibilidad.
 
Así mismo, se aseguran con exactitud los procesos de preparación, los parámetros de calidad y la seguridad del producto, y además se garantiza que, independientemente de la cantidad, el medicamento siempre será producido de la misma forma.
 
Como hospital universitario, la formación e investigación tienen un valor académico fundamental que repercute en la prestación de los servicios de manera segura y oportuna. La CPM garantiza un lugar para el entrenamiento, la formación y la investigación para los estudiantes de pre y posgrado de la carrera de Farmacia y Nutrición, quienes hacen su aporte desde la academia a la comunidad.
 
Se estima que a partir de junio se empiecen a adecuar y ajustar medicamentos oncológicos, la única línea de producción, que hasta hoy no ha hecho su apertura formal, mientras el equipo humano y técnico finaliza su esquema de capacitaciones para garantizar medicamentos seguros y de buena calidad, llegando a una producción por encima de las 20.000 preparaciones al mes.
 
Entre los beneficios de la apertura de la CPM, figuran: mayor seguridad y asepsia en la preparación de los medicamentos, con impactos positivos para el paciente; reducción del desperdicio de medicamentos; optimización de los tiempos de trabajo de enfermería y de la supervisión de procesos en el área hospitalaria; mejoramiento de la calidad de la atención hacia el paciente; disminución de inventarios y de residuos; y generación de recursos económicos.


_____________________________________________________
Dirección de comunicaciones de la Universidad Nacional de Colombia 

Contacto: >agenciadenoticias.unal.edu.co