Let’s Go, emprendimiento de tres estudiantes UNAL que enseña inglés

Let’s Go, emprendimiento de tres estudiantes UNAL que enseña inglés
“Aprender inglés juntos” (Learning english together) es el lema de Let’s Go, empresa social que tres emprendedores de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Manizales están desarrollando, con ayuda del Parque de Innovación Empresarial, para acercar esta lengua a niños de bajos estratos económicos.
Su meta es fomentar el bilingüismo en colegios de escasos recursos para cerrar la brecha que se genera en la educación por el desconocimiento de este idioma.
 
“Encontramos que en muchos colegios, especialmente en la primaria, no es obligatorio el inglés ni los sistemas, pues solo hasta sexto les empiezan a enseñar estas materias”, manifiesta Alejandro Gómez Cano, ingeniero industrial de la UNAL Sede Manizales y uno de los creadores de la iniciativa.
 
Agrega que “el interés del grupo es fomentar el aprendizaje del inglés en los primeros grados, cuando los niños están más pequeños y tienen la capacidad para captar más rápido, para que cuando lleguen al bachillerato no le tengan miedo al idioma, pues ya será un área familiar y podrán interiorizarla mejor”.
 
Para llevarles esta lengua a los niños, Let’s Go ha diseñado estrategias que permiten ayudar a programas como Manizales Bilingüe y a iniciativas de otras instituciones educativas de la ciudad a las que este proyecto no llega.
 
“Hemos pactado alianzas con colegios bilingües, como el Granadino y el San Luis Gonzaga, para que sus estudiantes de décimo grado presten el servicio social dando clases de inglés a los niños, pues ellos tienen un elevado manejo del idioma y, por ser tan jóvenes, tienen mayor empatía con los más chicos”, expresa el ingeniero Gómez.
 
Además, como tener el conocimiento no es suficiente para ser profesor, el Colegio San Luis Gonzaga les ha transferido la metodología de enseñanza que ellos usan con sus estudiantes, con la cual han visto muy buenos resultados para las competencias básicas: hablar, leer, escribir y escuchar.
 
Igualmente, turistas extranjeros se han ofrecido como voluntarios del programa sin mayor retribución que ayudar a los niños.
 
Subsidio cruzado
 
Los jóvenes empresarios de Let’s Go cuentan con estrategias de subsidio cruzado para hacer viable su proyecto. En su caso, esto consiste en que producirán textos de inglés de excelente calidad a muy bajo costo para los niños de bajos recursos.
 
Estos mismos libros se venderán a un mayor costo en colegios privados que, de antemano sabrán que por cada libro comprado estarán haciendo posible que un chico con menos recursos acceda al conocimiento del inglés. Esto teniendo en cuenta que el texto más económico en el mercado cuesta 50.000 pesos, lo que constituye una barrera más para el desarrollo del aprendizaje del idioma.
 
“En el proyecto también nos ha colaborado la organización internacional Grameen, en su sede de Caldas, una entidad comprometida con el emprendimiento social, además de otras entidades que –a través de sus programas de responsabilidad social– nos quieren ayudar a canalizar recursos para Let’s Go”, indica el ingeniero.
 
Como empresa social, las utilidades del subsidio cruzado y otros dividendos se deberán reinvertir en el mismo proceso, bien sea para ampliar la cobertura, mejorar la metodología y obtener nuevos materiales, entre otras.
 
La propuesta, que desde noviembre del año pasado se ha probado en sesiones de grupo, se presentó al concurso de emprendimiento Ventures, patrocinada por Ecopetrol, en la categoría de educación. En esta, Let’s Go ya pasó el primer filtro y se encuentra elaborando su modelo de negocio.
 
“El inglés es una ventaja competitiva que abre muchas puertas, tanto para el trabajo como para el acceso al conocimiento. Sin embargo, cuando no se maneja, es un factor que juega en tu contra. Por eso queremos que más niños tengan la oportunidad de aprenderlo”, concluye el emprendedor.