Planear la infraestructura de transporte de Colombia: una enorme responsabilidad 

Planear la infraestructura de transporte de Colombia: una enorme responsabilidad 
Santiago Henao Pérez, ingeniero civil, especialista en Ferrocarriles, magíster en Ingeniería, Ingeniería de Transporte y Operaciones de la Universidad de Newcastle-upon-Tyne, de Inglaterra, es el nuevo miembro del Consejo Directivo de la UPIT.

Este graduado, profesor y director del Centro de Estudios Vías y Transporte de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, asegura que “la participación de la academia en las políticas públicas ayuda a una correcta planeación en las inversiones asociadas con la infraestructura de transporte”.
 
Esta designación la comparte con la ingeniera civil de la Escuela, Sandra Liliana Ángel Almario, quien fuera su alumna hace unos años y ahora es especialista en Sistemas Gerenciales de Ingeniería de la Universidad Javeriana y en Ordenación del Territorio y Medioambiente de la Universidad Politécnica de Valencia (España).

Ambos apoyarán la gestión de la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, del director general de la entidad, el representante del Departamento Nacional de Planeación (DPN) y un delegado más de la Presidencia de la República, en uno de los temas más importantes para el desarrollo del país: la infraestructura de transporte. La doble designación presidencial se formalizó a través del Decreto 802 del 2021. 

Academia, aporte a la política pública

Hace 25 años se constituyó el Centro de Estudios de Vías y Transporte en la Escuela; hoy, lo dirige el ingeniero Henao Pérez quien, además, desde su conocimiento y experticia, apoya la Especialización en Diseño, Construcción y Conservación de Vías, que ha tenido una notable acogida por parte de profesionales de la ingeniería de diversas partes del país y múltiples universidades, que se han interesado en el tema y han querido profundizar en su formación.

El programa, que ya cuenta con 367 graduados, se suma a la Maestría en Ingeniería Civil con énfasis en Ingeniería de Tránsito y Transporte con 42 graduados, y, recientemente, al nuevo énfasis en Seguridad Vial y Prevención de Accidentes de Tránsito.
 
Para el ingeniero Henao Pérez, esta designación le resulta muy honrosa pues le permitirá participar en las políticas públicas en el área de planificación de la infraestructura de transporte, al mismo tiempo que se constituye en una enorme responsabilidad, que lo compromete aún más con su labor en la Escuela.
 
La infraestructura de transporte nacional 

Según el nuevo delegado del Presidente de la República en la UPIT, “cuando en Colombia se habla de infraestructura del transporte tenemos que referirnos precisamente a lo que está por debajo de la estructura; en otras palabras, a lo que no se ve, aparentemente, pero que soporta una gran actividad económica de movilización de carga y pasajeros”. 
 
Añade que “integran el patrimonio vial nacional sus carreteras, autopistas de cuarta y quinta generación, concesiones viales, vías urbanas y rurales, vías secundarias y terciarias, los ferrocarriles públicos y sus líneas férreas, sus aeropuertos, puertos fluviales y marítimos, y una participación destacada en la infraestructura asociada al transporte público de pasajeros a escala urbana. Todo dentro de una perspectiva de transporte multimodal que consiste en emplear las ventajas comparativas de los diversos modos, de manera óptima”.

“La carencia de una estrategia de largo plazo que guíe las inversiones del sector da como resultado proyectos desarticulados, desfinanciados, incompletos y no siempre prioritarios para promover la competitividad y el desarrollo económico del país. Para responder a estos retos, se creó la UPIT como entidad técnica, adscrita al Ministerio de Transporte, con la misión de planear el desarrollo articulado de la infraestructura de transporte; priorizar y evaluar, hasta una instancia de prefactibilidad, los proyectos de infraestructura, buscando maximizar el costo-beneficio, en términos económicos y sociales, así como ser el centro de información y análisis de la red de transporte del país”, explica el ingeniero Henao. 

Desarrollo ferroviario, el reto

Al preguntársele al ingeniero Henao Pérez por qué en Colombia la infraestructura está muy lejos del transporte, a la hora de lograr un desarrollo armónico del sector, asegura que “el país ha avanzado mucho en la calidad de su infraestructura de carreteras y túneles, viaductos y conectividad con las regiones.  Prueba de ello son las carreteras de cuarta y quinta generación y los amplios desarrollos viales, pero falta mucho para un desarrollo ferroviario y ese es justamente otro de los retos, impulsar este modo de transporte para aprovechar al máximo las economías de escala que genera. Igualmente, fomentar, donde sea posible, el transporte fluvial y marítimo y el cabotaje”.
 
Asegura el ingeniero Henao Pérez que, por su especialidad y preferencia personal en cuanto a los modos de transporte, definitivamente tratará de impulsar mucho más el modo ferroviario y la electrificación de los sistemas de transporte para hacerlos ambientalmente sostenibles.
 
Y como “una sola golondrina no hace verano”, cree que, al hablar de la interacción en la Junta Directiva, se debe aceptar que por algo se empieza. “La idea de esta unidad es similar a la de la Unidad de Planeación Minero-Energética (UPME), del Ministerio de Minas y Energía, que ha mostrado una interesante planeación en sus proyectos en cuanto a estimación de demandas y oportunidades estratégicas de proyectos, entre otros”.  
 
Ingeniero civil de la Escuela a la Contraloría

A las designaciones presidenciales anteriormente citadas se suma la decisión del contralor general de la República de Colombia, Felipe Córdoba Larrarte, de nombrar como contralor delegado para el sector de Infraestructura de la Contraloría al ingeniero civil Luis Fernando Mejía Gómez, graduado de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito en el año 1983, oriundo de la ciudad de Manizales, especialista en Alta Gerencia y con amplia experiencia profesional tanto en el sector privado como en el público.

Sin duda, su formación competente y amplia trayectoria en la estructuración, diseño, construcción e interventoría de proyectos de infraestructura de transporte le permitirá asumir el reto y la responsabilidad de fiscalizar los proyectos de infraestructura en el país.

Uno de los primeros en celebrar su nombramiento en tan importante cargo fue el presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, Germán Pardo Albarracín, quien en una cálida comunicación le hizo saber que registra con complacencia la gran decisión del contralor Córdoba Larrarte, más aún cuando se trata de un colega, amigo y compañero egresado de la Escuela, socio de la institución que él preside y con una excelente hoja de vida que da cuenta de sus calidades profesionales y personales.

Redactado por: Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito  
Mayor información:  angelagoro@unisabana.edu.co