UNAL ACOMPAÑA PRIMER SANDBOX REGULATORIO EN COMUNICACIONES DEL MUNDO

UNAL ACOMPAÑA PRIMER SANDBOX REGULATORIO EN COMUNICACIONES DEL MUNDO
De la mano de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) y la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), el país se prepara para ser pionero en el mundo en implementar este tipo de sistema en servicios de comunicaciones.

El LAB101 –laboratorio de innovación, creatividad y nuevas tecnologías– de la Facultad de Ingeniería de la UNAL Sede Bogotá ha sido el encargado de acompañar todo el proceso del Sandbox regulatorio creado por la CRC, con el que se prevé que la innovación no tendrá fronteras.
Mediante este mecanismo las compañías de comunicaciones (postales, televisión y radio comunitaria, entre otras) podrán adelantar proyectos de innovación, que en las actuales condiciones regulatorias no sería posible ejecutar.

Jhon Alexander García Camargo, líder del LAB101 y estudiante del Doctorado en Ingeniería – Industria y Organizaciones de la UNAL Sede Bogotá, explica que “el Sandbox generará un espacio seguro en el que estas empresas desarrollen tecnologías, procesos o mecanismos que la legislación o la regulación de la CRC no les permitiría”.
Agrega que probar si estos proyectos realmente funcionan le permitirá a la Comisión realizar modificaciones en el ámbito regulatorio para tener más flexibilidad y así generar mayor competencia y dinamismo en temas de innovación digital y de comunicaciones.

UNAL, clave en el proceso de consolidación
El papel del LAB101 ha sido brindar acompañamiento en todas las fases, y ha servido de piso para consolidar este mecanismo. En la etapa previa al Sandbox regulatorio se les ofreció a los operadores de comunicaciones herramientas de metodologías de innovación y marcos de trabajo orientados a la creatividad y generación de nuevos productos y servicios en un entorno seguro, libre del marco regulatorio.
En este punto, una de las ideas más importantes del LAB101 era que los operadores de comunicaciones se dieran cuenta de que, desde cualquier área o sector, se podía disminuir la brecha entre tecnología y regulación.

A propósito, Érica Marcela Osorio Dallos, Product Owner del LAB101 de la UNAL Sede Bogotá, señala que “la idea es crear un marco seguro que los operadores de comunicaciones vean la oportunidad de flexibilizar para prestar nuevos servicios, generar nuevos modelos de economía, brindar oportunidades de conectividad a zonas recónditas del país, y con eso buscar el beneficio a los usuarios”.

Con este fin, se acercaron a todos los operadores de comunicaciones del país, con quienes hicieron talleres y capacitaciones. En estos se trataron parámetros que servirán de guía para que las empresas presenten un plan: por qué es conveniente, a qué comunidad va a afectar, en qué sector geográfico se podría impartir esta nueva idea, entre otros aspectos claves.

También, se brindó conocimiento sobre Design Thinking, metodologías de trabajo Scrum, entre otras, para mostrar que, a pesar de ser un sector que está regulado, está abierto al cambio y la vanguardia, a través de metodologías de innovación.

Es importante aclarar que el Sandbox regulatorio no es una competencia sino un entorno seguro en el que cualquier agente de comunicaciones puede presentar su idea, bajo unos criterios dados, para probarla. Por ejemplo, si una empresa quisiera ofrecer televisión por minutos, pero la regulación no se lo permite porque dice que debe prestar el servicio a todo el mundo con un plan de paquete específico, con el Sandbox podría presentar una propuesta para cambiarlo.
Por otro lado, desde el LAB101 se realizaron encuestas de receptividad, las cuales arrojaron que más del 80 % de los operadores consultados manifestaron estar “muy interesados” en participar en el mecanismo.

Hacia finales de este mes, la CRC abrirá la convocatoria para que las empresas empiecen a presentar sus ideas para el Sandbox Regulatorio. Por su parte, la UNAL, a través del LAB101, acompañará todo el proceso de aplicación, para verificar si cada proyecto cumple con lo que está solicitando la Comisión, y así poder empezar a ejecutarlos en el segundo semestre de este año.
 
Redatado por: Noticias UNAL