UNAL le entrega a la Procuraduría herramienta Blockchain contra la corrupción

UNAL le entrega a la Procuraduría herramienta Blockchain contra la corrupción
La prueba de concepto de la tecnología blockchain desarrollada por ingenieros de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) permite aumentar la transparencia y la rendición de cuentas en la contratación pública, además de acelerar la investigación y experimentación similares en todo el mundo.

La tecnología blockchain es una base de datos pública, compartida y descentralizada, que funciona como un libro en el cual se registran operaciones de compra-venta o cualquier otro tipo de transacción. Con el registro de las operaciones se crea una “huella” que es difícil de eliminar.
 
De otra parte, la prueba de concepto está diseñada para seleccionar proveedores para el Programa de Alimentación Escolar (PAE) de Colombia, el cual se ha convertido en el centro de varios escándalos de corrupción en los últimos años.
 
Para la profesora Dolly Montoya Cataño, rectora de la UNAL, “aplicar esta tecnología significa que todos los datos y la contratación serán transparentes, y que cualquier ciudadano puede ver cómo se da el proceso y vigilar los recursos públicos”.
 
Se trata de un “trabajo interinstitucional, en el cual cada uno ha aportado desde su misión, y la UNAL ha solicitado autorización para hacer un piloto en la Institución, que pueda ser probado en la contratación y establecer estos procesos de manera más ágil y eficiente”, afirmó la Rectora durante la conferencia “Transferencia en compras públicas utilizando tecnología blockchain”, organizada por la UNAL.
 
De la mano con la Procuraduría
 
La Procuraduría General de la Nación seleccionó la tecnología blockchain para hacer esta prueba y determinar si ayudaría a fortalecer las estrategias preventivas del ente regulador ante la corrupción, particularmente en términos de contratación pública.
 
Según el procurador Fernando Carrillo, “la implementación de la tecnología blockchain es el salto tecnológico más grande que ha dado la Procuraduría, la cual trabaja desde muchas vías por ponerle obstáculos a la corrupción, en especial desde el proyecto de modernización, digitalización y virtualización de la institución”.
 
Agrega que “la blockchain ha sido el resultado del trabajo del Centro para la Cuarta Revolución Industrial del Foro Económico Mundial, con el apoyo de la universidad pública, la UNAL, para mejorar las capacidades de vigilancia de la Procuraduría, para evitar daño a la población colombiana”.
 
Tanto la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estiman que por lo general hasta el 30 % del valor de un contrato público se pierde por la corrupción. Estas cifras han llevado al Banco Mundial a concluir que “reducir la corrupción en las adquisiciones puede representar uno de los programas de desarrollo económico más efectivos que un país puede adoptar”.
 
Herramienta contra la corrupción
 
La tecnología blockchain hace posible la transparencia y auditabilidad en tiempo real, lo cual puede aumentar la uniformidad, objetividad y transparencia en un proceso de contratación pública; por ejemplo, dificulta la eliminación de registros de licitaciones y comentarios públicos, o la alteración de licitaciones u ofertas públicas.
 
Para Ashley Lannquist, delegada del Foro Económico Mundial, esto descentraliza la toma de decisiones y la supervisión, mejora la transferencia y delega en otros el poder de las autoridades que pueden ser propensas a la corrupción.
 
A su vez, permite que terceros, como periodistas y ciudadanos, supervisen e indiquen actividades riesgosas en tiempo real.
 
“La tecnología proporciona un valor agregado de resistencia a la censura y permanencia de datos que ayudan en casos anticorrupción. Ni los comentarios públicos ni las ofertas de proveedores legítimos se pueden eliminar”, señaló.

_______________________________________________
Dirección de comunicaciones de la Universidad Nacional de Colombia

Contacto: agencianoticias@unal.edu.co