UNAL y CVC llevan tecnologías agroecológicas a fincas del Valle

UNAL y CVC llevan tecnologías agroecológicas a fincas del Valle

Un proceso de reconversión, fortalecimiento y promoción de prácticas y tecnologías agroecológicas impactó 70 fincas campesinas y 110 hectáreas en 8 cuencas hidrográficas del Valle del Cauca.

 

El proyecto se ejecutó en Roldanillo, La Unión, Toro (distrito de riego RUT), Pescador (Bolívar), Morales (Andalucía), Bugalagrande (Bugalagrande y Tuluá), Dagua (Dagua), Jamundí (Jamundí), Amaime (Palmira) y Cali (Cali).

Esta iniciativa logró instalar 49 biofábricas de abonos orgánicos para reutilizar la biomasa residual y disminuir el uso de agrotóxicos, además de 12 viveros multipropósito en predios con necesidad de cobertura forestal.

También se construyeron un baño ecológico y 8 biodigestores para disminuir vertimientos de aguas residuales agropecuarias y aumentar su reutilización. A nivel formativo, se dictaron 10 talleres teórico-prácticos uno en cada municipio.

El plan, ejecutado por el Grupo de Investigación en Agroecología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira con apoyo de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC), contribuye a proteger y manejar adecuadamente los suelos en estas zonas, de manera colaborativa entre campesinos e instituciones.

La colaboración se dio gracias al convenio interadministrativo 017 de 2019 “Uso sostenible del suelo mediante actividades de restauración y rehabilitación del recurso suelo, reconversión tecnológica y fortalecimiento de sistemas agroecológicos”.

“Son pasos que se dan en vías de promover un nuevo modelo productivo y ambiental que propende por integrar el manejo de una agricultura que produzca pero que esté acorde con los ciclos de los nutrientes, que sea ecológica, que sea sana para el productor y para el consumidor y amigable con el ambiente” señala Manuel Felipe Ochoa Rodríguez, magíster en Ciencias Agrarias y miembro del grupo de trabajo.

Tecnologías sustentables

Los biodigestores –económicos y fáciles de instalar– son plásticos de flujo continuo de alrededor de 6 m de largo, capaces de descontaminar 62 kg diarios de excretas de cerdos y 17 litros de aguas mieles de café por día, suficiente para abonar alrededor de 12 hectáreas por año de cultivo de café.

El baño ecológico o letrina “gato” se instaló como forma de reducir al 100 % el consumo de agua en los desechos humanos y con potencial de descontaminar alrededor de 25 litros de esas aguas residuales humanas por día. También tiene el potencial de producir alrededor de 900 kg de abono (humanaza + sustrato) por año.

La biofábrica tiene 48 m2 en materiales resistentes y que se consiguen en los mercados locales. Se adecuó un área de abonos sólidos con capacidad para preparar 500 kg por mes de abono orgánico (bocashi) que fertilizan 6.000 m2 por año de café y 200 kg de microorganismos sólidos para 8.000 m2 por año de café.

Se adecuó un espacio para abonos líquidos (supermagro), microorganismos activados y caldos minerales, con capacidad aproximada de 200 litros por mes.

Los viveros tienen la capacidad de almacenar alrededor de 1.000 plantas, entre forrajeras, forestales, frutales, cercas vivas, arbustos y especies alimenticias; pueden cubrir un área aproximada de una hectárea.

Educación popular

Para iniciar el proyecto se desarrolló un proceso de articulación entre la UNAL Sede Palmira y la Dirección Ambiental Regional (DAR), adscritas a la CVC, de cada una las diferentes cuencas.

El siguiente paso fue convocar a organizaciones campesinas por cuenca y zona geográfica del departamento (norte, centro y sur) para participar del proyecto. Después se realizó un proceso de caracterización predial participativa con el fin de plasmar la realidad actual del sistema productivo con base en 5 dimensiones analíticas, agro-biodiversidad, suelos, agua, bosque y soberanía alimentaria.

Más adelante se realizaron encuentros para la apropiación social del conocimiento, giras de compañerismo, que son visitas a fincas con experiencias exitosas para que los agricultores les compartan a los visitantes su vivencia con la agroecología.

La gira norte fue en El Dovio con la organización Corporación Ambiental Pecuaria y Agrícola de Bellavista (Campab), en la que participaron los campesinos de Bolívar, La Unión, Roldanillo y Toro.

La del centro fue a la Granja Agroecológica Puravida en Andalucía, donde participaron agricultores de Tuluá, Andalucía y Bugalagrande. La gira sur se dio en Guacarí, en la granja Agroecológica El Mirador, y asistieron los productores de Jamundí, Cali, Palmira y Dagua.

Las minga-talleres son diálogos de saberes, jornadas de trabajo colaborativo y talleres teórico prácticos sobre los temas que abordó el proyecto.

En estas actividades participaron miembros de la UNAL Sede Palmira, otros agricultores con experiencias exitosas en agroecología, funcionarios de la CVC y de las administraciones municipales.

El equipo UNAL Sede Palmira estuvo liderado por el profesor Diego Iván Ángel, doctor en Agroecología y apoyado por el zootecnista Manuel Felipe Ochoa Rodríguez, magíster en Ciencias Agrarias como co-coordinador del equipo en campo.

Redactado por: Noticias UNAL
Mayor información: 
>agenciadenoticias.unal.edu.co