UNIBAGUÉ expresa las CONCLUSIONES que dejó LA CONVERSACIÓN MÁS GRANDE DE COLOMBIA

UNIBAGUÉ expresa las CONCLUSIONES que dejó  LA CONVERSACIÓN MÁS GRANDE DE COLOMBIA
Una conversación para mostrar que Colombia sí tiene solución
 
Más de 10 mil estudiantes de universidades del país marcharon en la conversación simultánea más grande en la historia de Colombia, diseñada para que fluyeran las ideas de un territorio en el que se pueda convertir la crisis en oportunidad y en que se pueda construir una sociedad mejor.

A esta gran mesa también se sentaron jóvenes de la Universidad de Ibagué, con la compañía de docentes como Sandra Gutiérrez Abella y la esperanza de que sus inquietudes sean leídas por el poder público, la comunidad académica, gremios económicos, comunidad internacional y líderes de la sociedad civil.
En palabras de la profesional, quien moderó una de las salas, participaron muchachos muy claros en sus críticas y en las posibilidades de transformación. Fue un encuentro sin antecedentes en Colombia, que incluyó a estudiantes de 56 ciudades en 24 departamentos.

La oportunidad es histórica

Si bien el documento oficial de la conversación será dado a conocer en la mitad de junio, de esta jornada se obtuvieron conclusiones determinantes, como la propuesta de que esas reformas urgentes que se deben implementar sean planteadasdesde las regiones y hasta el centro: no solo desde Bogotá.

Otros de los conceptos claros entre las decenas de participantes que tuvo Unibagué en La conversación más grande de Colombia es la necesidad de resignificar el lenguaje, en búsqueda de que no se perpetúe la exclusión, el señalamiento y los estereotipos.

Hablar de otra manera, empezar a construir espacios más pacíficos. Se consideran una generación que ha entendido que el otro es diferente, y son críticos frente a las generaciones que las antecedieron, que, desde su punto de vista, no fueron capaces de perdonar y seguir adelante. Es una de las razones por las que seguimos dando vueltas en esos conflictos de los que pareciera no salir, comentó.

Gutiérrez Abella, docente de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de Unibagué, resaltó que los jóvenes vieron en este diálogo y la oportunidad histórica de participar en conversaciones sociales, regionales e institucionales, y que están en pie, listos para acudir a todos los espacios en que sean convocados.
 
Articulación entre los sectores público y privado para garantizar el ingreso al campo laboral y énfasis en la dimensión humanista de las universidades, para potencializar el desarrollo de competencias como el pensamiento crítico, la empatía, la solidaridad y la honestidad, fueron otras conclusiones.

No hay un registro mundial de una conversación estudiantil simultánea de esta escala para analizar problemas nacionales. Estas nuevas generaciones dan ejemplo al mundo sobre la manera de deliberar y construir soluciones inclusivas, con el uso de las modernas tecnologías de la información y las comunicaciones.

En esta jornada, animada por la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún), participaron rectores y docentes. Se sumaron el Instituto de la Conversación, el Centro Nacional de Consultoría, TRUST, Jaime Arteaga y Asociados e Insuco, organizaciones que aportaron metodologías y participarán en la sistematización y el reporte de resultados.

En las redes sociales, la conversación fluyó el pasado lunes por medio de la etiqueta #PonAMarcharTuIdea; no obstante, las conclusiones serán publicadas en al menos dos semanas en www.marchadeideas.com.

Comunidado Unibagué