UNIMAGDALENA analizó el fenómeno de la violencia intrafamiliar y de género

UNIMAGDALENA analizó el fenómeno de la violencia intrafamiliar y de género
Más de 100 profesionales asistieron a este proceso de formación, que busca fortalecer las capacidades de organización y respuesta de las entidades con responsabilidad, en la ruta de atención integral para la disminución de la violencia intrafamiliar en los municipios del departamento del Magdalena.

Funcionarios públicos de entidades como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Policía Nacional, Cuerpo Técnico de Investigaciones CTI, Defensoría del Pueblo, Comisarías de Familia y Personerías; se dieron cita en el Claustro San Juan Nepomuceno para escuchar a los ponentes invitados a una nueva versión de la Cátedra Abierta Rafael Celedón. Este espacio académico se desarrolló en el marco del diplomado en ‘Atención y Prevención de Violencia Intrafamiliar’ suscrito entre la Gobernación del Departamento y la Universidad del Magdalena a través de la Vicerrectoría de Extensión y Proyección Social.

El tema principal de la Cátedra ‘Características psicológicas del violentador o violentadora’ fue abordado por el abogado y exdirector nacional del Cuerpo Técnico de Investigación CTI, Julián Quintana Torres y el psicólogo y director de CVIDAL-Colombia Forense, Carlos Vidal Reyes. Ambos trabajaron desde su experiencia  y campo de estudio, los conceptos relacionados con el fenómeno de la violencia en la familia, coincidiendo en que estadísticamente, los hombres son los mayores generadores de agresiones en el hogar.

Los invitados expusieron también las cifras de la violencia intrafamiliar entregadas por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, indicando que, en los primeros cinco meses del 2018 se reportaron 17.715 casos de violencia de pareja, donde las víctimas fueron las mujeres; se incrementaron los delitos sexuales a 7.743 y los homicidios a 396 casos. En este último aspecto, el mayor número de casos ocurrió con mujeres de edades comprendidas entre los 20 y los 29 años.

“Yo creo que tenemos que hacer hincapié en la articulación de las diferentes instituciones para luchar contra el flagelo de la violencia contra las mujeres. La prioridad del Estado es la prevención, desde este aspecto podemos mitigar estos fenómenos que son las muertes de mujeres por condiciones del género. El énfasis del curso es la cultura, la educación, la prevención y que tempranamente el Estado pueda mitigar estos fenómenos, de lo contario es muy difícil que solamente con un par de penas se pueda luchar contra este flagelo”; manifestó el exdirector del CTI, Julián Quintana Torres.

El psicólogo Carlos Vidal Reyes, quien cuenta con conocimientos en investigación criminalística, perfilación criminal, tratamiento a víctimas y enfermedad mental; resaltó que el primer paso para intervenir en una problemática, es conocer las características del fenómeno: “Identificar los perfiles puede permitir hacer un trabajo de prevención o terapéutico cuando se ha dado la conducta”.

Carlos Vidal Reyes explicó que la sociedad tiene la posibilidad de identificar elementos que pueden llevar a prevenir situaciones de violencia intrafamiliar: “Por ejemplo el manejo de la ira, la impulsividad, la angustia de separación, son características tanto en hombres como mujeres violentadoras de su pareja, es decir, son rasgos psicológicos que los hacen proclives a ese tipo de conductas”.

En este sentido, los ponentes nacionales también hicieron un llamado para la efectiva implementación de políticas públicas que integren estudios sobre violencia de género, procesos de educación por parte del Estado, educación al interior de las familias y una cultura de cero tolerancia por parte de la sociedad.

Los participantes del diplomando y asistentes a la Cátedra expresaron la importancia de este ciclo de formación, lo que les permitirá conducir de manera adecuada los procesos que manejan y fortalecer las capacidades de organización y respuesta de las entidades con responsabilidad en la ruta de atención integral para la disminución de la violencia intrafamiliar en los municipios del departamento del Magdalena.

“El diplomado y sus contenidos han sido muy profundos, sobre todo porque hay un cambio de pensamiento. Hemos vivido en una sociedad en la cual uno está acostumbrado a que es normal que se golpee a la mujer, que se violenten a las personas y desde un inicio hemos comprendido el por qué se da esa violencia, vemos que también es cultural y ha sido parte de la educación que se ha recibido. Con estos conocimientos nos corresponde hacer de multiplicadores para que se ataque a nivel departamental este foco de violencia”; indicó Elizabeth Diazgranados Palencia, jueza primera penal municipal de control de garantías para adolescentes.

---
Dirección de comunicaciones de UNIMAGDALENA