UNIMAGDALENA, Corpamag y Corpocesar avanzan en el Proceso de Declaratoria del Complejo Ciénaga de Zapatosa como área protegida

UNIMAGDALENA, Corpamag y Corpocesar avanzan en el Proceso de Declaratoria del Complejo Ciénaga de Zapatosa como área protegida
En este período del proceso se realizaron talleres en los municipios que hacen parte de la zona de influencia del complejo cenagoso y que es compartido por los departamentos del Cesar y Magdalena, específicamente en los municipios de Chimichagua, Chiriguaná, Curumaní y Tamalameque en el Cesar y el municipio de El Banco, en el departamento del Magdalena.
 
Con la ejecución de la segunda etapa o fase de “Aprestamiento”, UNIMAGDALENA a través de la Vicerrectoría de Extensión y Proyección Social con la supervisión de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena – Corpamag y la Corporación Autónoma Regional del Cesar – Corpocesar, se logran avances significativos en el marco del proceso de Declaratoria de Área Protegida del Complejo Ciénaga de La Zapatosa bajo una figura de protección.
 
Las comunidades y las instituciones de carácter ambiental en los municipios de Chimichagua, Chiriguaná, Curumaní, Tamalameque y El Banco, fueron objeto de realización de varios talleres donde se contempló la recopilación de toda la información, delimitación y categorización del área. Los talleres fueron diseñados y ejecutados metodológicamente por un equipo interdisciplinario de expertos de UNIMAGDALENA.
 
El proceso de declaratoria de la Ciénaga de Zapatosa en una figura de área protegida, tiene básicamente tres pasos: Preparación, Aprestamiento y Declaratoria. La primera fase se realizó en el mes de julio, donde se socializó la intención del proyecto con la comunidad, quienes fueron validadores calificados, toda vez que se encuentran inmersos en el territorio.
 
Para la etapa de aprestamiento, se realizaron jornadas más extensas con la finalidad de identificar los valores biológicos, potenciales objetos de conservación; es decir, se debatieron cuales son aquellos tesoros y/o baluartes que alberga la Ciénaga de Zapatosa, por lo que se hace perentorio y necesario avanzar en un proceso de declarar como un área protegida.
 
“A medida que avanza el proceso nos acercamos a la realidad que tenemos, a posibles soluciones que podemos utilizar en el marco de la conservación que tiene la Ciénega de Zapatosa como humedal Ramsar, vemos de parte de la Universidad del Magdalena, Corpamag y Corpocesar la cercanía de la institucionalidad hacia los pescadores, lo que nos permite interactuar dándonos claridad sobre aquellos interrogantes que han surgido en el día a día, este proceso ha sido claro, participativo y concertado para poder promover una realidad a futuro donde la Ciénaga sea recuperada y los pescadores somos actores importantes”, manifestó Alfonso López, integrante de la Asociación de Pescadores de Chimichagua.
 
De igual manera, se realizó el mapeo de actores, delimitación del potencial área, estableciendo el polígono del área en mención a la que se le va a dar manejo y también se dieron a conocer a los participantes las implicaciones de los diferentes tipos de áreas y cuál es la figura que permite que coexistan de manera armoniosa las comunidades con su quehacer, su cultura ancestral, sus artes de pesca, su aprovechamiento del recurso a la vez que se gestiona la biodiversidad conservando y aprovechando sosteniblemente las zonas de influencia del complejo cenagoso.
 
“No cabe duda que en algunos sectores de la comunidad existe resistencia mental frente al hecho de declarar una zona de área protegida, porque existen temores tales como no voy a poder pescar’, ‘no voy a poder aprovechar la madera’, ‘no vamos a poder aprovechar los recursos’, ‘nos van a desalojar’… También resaltamos que en los cinco municipios en los que hemos estado, las comunidades han respondido y han colaborado con las actividades que se han realizado, afirmó la bióloga especialista Juris Labastidas González, tallerista con comunidades e instituciones en el marco de proceso declaratorio.
 
Durante los talleres realizados con comunidades e instituciones se ha abordado y se han aclarado dudas acerca de todo el fundamento de ley que existe en torno a toda la normatividad que hay en áreas resguardadas en el país y que son administradas por el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, de igual modo se han aclarado los factores e implicaciones existentes y la corresponsabilidad que se tienen al respecto.
 
Al término de la segunda ronda de talleres de la fase de aprestamiento el ingeniero Wilson Márquez Daza, Coordinador de Recursos Naturales y Ecosistemas Estratégicos y áreas Protegidas de Corporación Autónoma Regional del Cesar – Corpocesar, ponderó la aceptación y el interés que la comunidad ha tenido en la medida que avanza el proceso.
 
“La Universidad del Magdalena con su equipo ha venido avanzando en el proceso, logrando una gran participación de las comunidades en los talleres, nuestra expectativa para la tercera ronda es seguir fortaleciendo el proceso de declaratoria, obteniendo todos los insumos y herramientas para conseguir el propósito final, que es declarar la Ciénaga de la Zapatosa como área protegida, esto con el concepto y el aval de otras instituciones como el Instituto Humboldt, Parques Nacionales Naturales de Colombia para inscribir y registrar el área declarada”, explicó Wilson Márquez Daza, funcionario de Corpocesar.

Por su parte, el Doctor Jean Rogelio Linero Cueto, docente de UNIMAGDALENA y Director del Convenio Interadministrativo No. 205 de 2017 entre la Alma Máter y Corpamag, precisó: “En todo proceso de Declaratoria es importante la participación de todos los actores, la comunidad ha venido actuando de forma muy propositiva y empoderada para colaborar en el proceso para delimitar el área y determinar cuáles son esos posibles objetos de conservación, adicionalmente también se han debatido los compromisos que surgen en torno a la definición de toda la figura de protección que le conviene al territorio alrededor de la Ciénaga de Zapatosa”.
 
Este proceso ha contado con el acompañamiento de la Fundación Natura, que será la organización que tendrá a su cargo el Plan de Manejo y de la Implementación de Acciones de la Ciénaga de Zapatosa, luego sea declarada área protegida.
 
Carolina Useche, Gestor Territorial del Bajo Magdalena-Cauca de la Fundación Natura, declaró: “UNIMAGDALENA ha sido un gran aliado en generar y recoger información, generando contacto, alianzas y confianza en la comunidad en cuanto al proceso de Ruta Declaratoria, han sido muy claros y explícitos, han sido muy creativos en tratar de identificar objetos valores de conservación, el polígono, los temas pesqueros, entre otros temas de gran importancia; la Universidad con este trabajo ha generado un puente entre la ciencia y la comunidad generando apropiación con las comunidades acerca de lo que significa un área protegida para su bienestar”.

---
Dirección de comunicaciones de UNIMAGDALENA