UNINORTE: ganadores del concurso “Escrituras de una incertidumbre colectiva”

UNINORTE: ganadores del concurso “Escrituras de una incertidumbre colectiva”
El 8 de junio se revelaron los ganadores del concurso Escrituras de una incertidumbre colectiva, una iniciativa del vicerrector académico, Joachim Hahn, que se hizo realidad gracias al apoyo del Centro de Escritura ECO, la Editorial Uninorte y Bienestar Universitario. Tras mes y medio de convocatorio y más de 200 textos recibidos, se eligieron un ganador, un segundo puesto y menciones de honor en cada una de las cinco categorías: cuento, poesía, crónica, microcuento y diccionario. 

Los resultados se anunciaron a través del canal de YouTube de Uninorte, en un espacio en el que participaron Luz Karime Santodomingo, directora del Centro de Escritura ECO; y las escritoras y docentes del departamento de Filosofía y Humanidades, Mercedes Ortega y Daniela Pabón. Las participantes del evento hicieron parte del grupo de 11 profesores jurados encargados de deliberar sobre los textos, cuyo tema central era el aislamiento que estamos viviendo.

De acuerdo con el vicerrector, escribir en estas coyuntura tiene "tres efectos maravillosos": crea memoria, causa placer y tiene un efecto terapéutico. “Esta es una circunstancia diferente, la humanidad nunca había vivido en estas condiciones. Somos afortunados en el sentido que nos ha tocado vivir algo especial y vale la pena escribir”, afirmó Hahn, durante su intervención. 
La decana del Instituto de Idiomas, Pía Osorio, manifestó que este concurso es otra señal del compromiso que tienen desde la división en la formación de la cultura y la lengua, tanto materna como extranjera. “Que sea esta la primera y la última versión de esta incertidumbre colectiva, pero que sigamos premiando a estos jóvenes entusiastas que siguen escribiendo textos tan maravillosos”, añadió. 

Los 17 textos ganadores harán parte de una compilación que será publicada por la Editorial Uninorte bajo el nombre Escrituras de una incertidumbre colectiva. Además, los que ocuparon el primer puesto recibieron una tablet. 

En la categoría de cuento, Ortega señaló que los elegidos reflejan las preocupaciones del presente, que al tiempo se relacionan con las problemáticas que han agobiado al ser humano a lo largo de la historia: el amor, la muerte y la vida cotidiana. Resaltó la creatividad de los ganadores y cómo se valieron de herramientas del contexto local para contar una situación global. “Los cuentos lograron omitir ciertos lugares comunes que desde el principio de la pandemia se escuchaban, acerca del aislamiento y los problemas que esto ocasiona. Y otros no los omitieron, sino que los trabajaron de manera original”, agregó. 

El primer puesto fue para El centésimo día, escrito por Saray Patricia Prince Serrano, estudiante de séptimo semestre de Ingeniería Industrial, que cuenta la experiencia de un extranjero alojado en un hotel. El segundo lugar lo ocupó Dayan Xiomara Mesa Blanco, de tercer semestre de Comunicación Social, con un cuento de ciencia ficción acerca de cuáles pueden ser las consecuencias a largo plazo de esta pandemia, titulado Atria¿Dónde está mamá?, del estudiante de Ingeniería Mecánica, Rafael Andrés Llerena Camelo; y Héroes en la agonía de una pandemia, de Kiara Alejandra Miketta Rojas, de Psicología, recibieron menciones de honor. 

En la categoría de poesía, Pabón elogió la labor y el gran nivel de los estudiantes que participaron en este género difícil de escribir, de leer y, por ende, de evaluar. “Los poemas seleccionados como ganadores se destacan por todos los requisitos de una rúbrica muy complicada para evaluarlos, pero además de todo —y sobre todo por esto— por hacerse sentir en las vísceras, ya sea para robarnos una sonrisa o para sacarnos una lágrima”, explicó. 

Entre los 66 candidatos, el primer lugar fue para Ya volveremos de Jorge Eljaik Arteaga, de la carrera de Filosofía. Su escrito nos hace caminar por la calle y leer imágenes que usualmente uno ignora para reflexionar sobre la vuelta a la normalidad. Sayd Peñaranda Guerra, de Derecho, obtuvo el segundo lugar con su poema Sin título; y Yilma Felizzola Oñate, de Psicología, la mención de honor con María Mulata

El género del microcuento, que se caracteriza por encerrar una narrativa completa en unas cuantas líneas, reflejó a través de herramientas como el sarcasmo, intertextualidad y la tristeza, inmensos universos sugestivos. El primer lugar fue para El abrazo, escrito por Juan Camilo Díaz Jiménez, quien estudia segundo semestre de Ingeniería Civil. Su relato evoca sentimientos como la melancolía y la ternura a través de un diálogo entre dos personajes, un abuelo y su nieto. La promesa, de Catalina Barceló Rueda, estudiante de séptimo semestre de Comunicación Social, obtuvo el segundo puesto, mientras que la mención de honor fue para Contagio, de Carolina Mercedes Vecchio Camargo, estudiante del doctorado en Economía. 

En la crónica, los autores narran la historia de su cotidianidad en el contexto actual de completa anormalidad. “La forma siempre responde a una necesidad vital, y en estos momentos la crónica aparece como una forma necesaria para entender y organizar nuestro mundo íntimo”, expresó Pabón. El primer lugar en esta categoría se lo llevó la narrativa y humor de Vamos al supermercado de Magda Lucía Freyle López, de tercer semestre de Comunicación Social. El segundo lugar también lo ocupó una estudiante de este mismo semestre de Comunicación Social, Laury Nayeth Cantillo Navarro, con Una cuarentena con mucha compañía. Las menciones de honor fueron para Crónica para un hombre con mente abierta, del estudiante de Comunicación Social, José Luis Fragozo Lara, y Crónica autobiográfica sobre un caso de ASPO, de Juan Pablo Rico Pimienta, estudiante de Filosofía.

Por último, se develaron los ganadores de la categoría de Diccionario. En esta, los participantes debían enviar mínimo tres entradas de un diccionario en la que podían resignificar una palabra o inventarse una palabra que describiera una situación o sentimiento del contexto actual. La ganadora fue Isabel Ballestas Torres, de séptimo semestre de Arquitectura, quien envío 25 palabras, e inclusive inventó raíces etimológicas para las mismas. Luis Elit Carpio Silva, de noveno semestre de Ingeniería Civil, se llevó el segundo lugar, mientras que Robin de Jesús Maury Barrera, de tercer semestre de Comunicación Social, obtuvo la mención de honor. 

____________________________________________
Dirección de comunicaciones de la Universidad del Norte

Contacto: comunicaciones@uninorte.edu.co