Uninorte presenta historias de éxito de egresados en Comunicación Social y Periodismo

Uninorte presenta historias de éxito de egresados en Comunicación Social y Periodismo
Valentina Morillo, Ana Cecilia Cervantes y Héctor Puche son tres egresados de la primera promoción de Comunicación Social y Periodismo de Uninorte que han encontrado en España un lugar para realizar sus carreras profesionales. El 14 de octubre estuvieron como invitados, en el marco de la Cátedra Europa, al conversatorio Comunicar para tender puentes: Historias de egresados exitosos en España, moderado por Pamela Flores, coordinadora del Doctorado en Comunicación de Uninorte. 

Los tres, aun cuando son egresados del mismo programa, son la fiel muestra de la diversidad de perfiles de los profesionales Uninorte. En España, comentaron los invitados, la carrera de Comunicación Social y Periodismo se divide en tres programas distintos: comunicación audiovisual, periodismo, y publicidad y relaciones públicas. Por ello sintieron que sus habilidades se prestaban para varios medios y la exploración es una de las palabras que se repite en las historias que contaron. 

En el caso de Ana Cecilia Cervantes, viajó hace 14 años a Barcelona para estudiar una maestría. En ese entonces era docente en Uninorte y en sus planes estaba seguir el camino de la academia y al terminar su maestría, proceder con un doctorado. No obstante, mientras estaba haciendo la tesis para graduarse de la maestría en comunicación, decidió quedarse. 

Contó que una de las formas para abrirse las puertas en Barcelona fue aprender catalán, pues le dio la posibilidad de hablar de tú a tú y conocer las necesidades profesionales y empleo que existía en la ciudad. Este aprendizaje le ayudó a conseguir su primer trabajo haciendo proyectos comunitarios en colegios y centros cívicos y comenzó a desempeñarse en lo que es conocido como el sector de la economía naranja, en el que hasta el día de hoy se desempeña. En 2015 comenzó a escribir blogs, primero en un portal llamado Ser Madre Latina, y luego Mujeres en travesía, proyecto que continúa trabajando con Lina Scarpati Manotas. 

Una historia similar ha vivido Valentina Morillo, periodista especializada en series de televisión para Fuera de Series, Cadena SER Burgos y Revista Cuore. Llegó hace 20 años, también a Barcelona, recién graduada a buscar oportunidades laborales sin conocer. Contó que buscó todos los números de las productoras en el directorio local y llamó hasta que consiguió una prueba. Durante varios años trabajó en el mundo de la producción. 

Como hobby, escribía y hacía un podcast con sus compañeras de trabajo sobre series de televisión. Este pasatiempo poco a poco se transformó en su profesión y adquirió la experiencia en el mundo de la producción de televisión. Una de las lecciones que le quedó es que siempre se debe usar a “tu favor lo que te hace diferente”. En su caso, encontró que escribir sobre series con un enfoque feminista y de género era su fortaleza y esto la ha llevado poco a poco a ganar más reconocimiento en el medio y colaborar en publicaciones como crítica freelance. 

Héctor Puche, por su parte, trató su suerte en Madrid. Llegó hace dos décadas a estudiar una maestría, pero en el camino sus planes cambiaron completamente. Contó que el primer paso fue renunciar a quién era y de dónde venía, es decir, quitarse la mentalidad de que las personas sabían quién era él y su familia.  

En ese camino, se desempeñó como profesor de inglés para niños, cocinero, obrero hasta que de vendedor de tarjetas digitales escaló a ser director de marketing de una empresa. Luego, trabajó con una productora de televisión comprando y adaptando formatos de programas de otros países a la televisión española. A los pocos años, creó su propia empresa, que durante diez años funcionó representando a 500 artistas de 30 nacionalidades, hasta que en 2011 tuvo que cerrarla. “Me he mudado 25 veces en 20 años”, anotó con una sonrisa Puche. 

Durante esa etapa, también comenzó un camino de estudio interior, estudió filosofía y neurociencia, dos áreas del conocimiento que unió para crear su negocio actual: una escuela de Coaching para los retos profesionales. Desde su profesión, ha analizado su camino y encontró su definición de éxito: “tener la capacidad de decidir lo que quiero hacer”, cerró.