Universidades de Colombia estudian las causas de la disminución en sus matrículas académicas

Universidades de Colombia estudian las causas de la disminución en sus matrículas académicas
Durante los últimos tres años se ha evidenciado una disminución significativa de matrículas en las universidades del país, especialmente en las privadas; por tal razón, la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún) estudia qué tanto se redujeron las inscripciones, las causas y qué se debe hacer frente esta real situación.
 
De acuerdo con las cifras preliminares que arrojó el Censo que realizó el DANE en 2018, la población en edad de ingresar a la universidad es cada vez menor;  una de las causas es el cambio demográfico, ya que en 1973 la población entre 15 y 19 años representaba el 11,8 por ciento, mientras que a 2018 bajó a 8,7 por ciento. Así mismo, el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior reveló que en el año  2018, se matricularon 2.408.041 estudiantes, 38.000 menos que el año anterior.
 
Según Miguel Hugo Corchuelo, director del Centro de Gestión de la Calidad y la Acreditación Institucional de la Universidad del Cauca, hoy existen nuevas formas de empleo que pueden resultar más atractivas económicamente para la población en edad de ingresar a la universidad y que no demandan de la educación superior. Por ejemplo, en el ámbito de las artes o del marketing se apoyan en las tecnologías de la información y la comunicación, se ofertan oportunidades de negocios  que no requieren para su desempeño formación en educación superior.

“Actualmente se  registra una disminución en la matrícula de los nuevos estudiantes, no porque no quieran ingresar a la universidad, sino porque ahora existen otras circunstancias que inciden para que la matrícula no tenga el ritmo de crecimiento de otras épocas. Varios factores inciden;  unos son de carácter general para todo el sistema universitario: un primer elemento son las dinámicas laborales que tienen otras instituciones diferentes a las universitarias, las cuales ofrecen oportunidades de formación técnica o tecnológica que tienen alta demanda, rápida inserción laboral, la duración de las carreras es menor y también contribuyen a la competitividad del país”, indicó el Directivo Universitario.
 
Hay empresas como  Google, que están  capacitando directamente a sus empleados los que no necesariamente tienen que ser ingenieros de sistemas para sus esquemas de producción, aplicaciones y alternativas; además, hay varias instituciones y empresas del sector de las tecnologías que generan sus propias formas de capacitación paralelas a las de la educación superior. Además, para los estratos 1,2 y 3, es difícil costear los estudios de educación superior,  por el incremento en los costos educativos. Adicionalmente, la crisis económica, la disminución en el índice demográfico y el conflicto social, también han ocasionado la disminución en las matrículas académicas, subrayó el profesor Miguel Corchuelo.
 
En el ámbito de la educación pública también ya empiezan a presentarse unas alertas, no obstante todas las estrategias de financiación que ofrecen. Con programas del Gobierno Nacional como Ser Pilo Paga, las becas y los préstamos, a los estudiantes les parecen más atractivas las universidades privadas porque pueden ofrecer mejores instalaciones, mayor relacionamiento y más garantías en el índice de graduación. “Todas las circunstancias implican alertas para tener en cuenta en los programas, por supuesto tenemos que manejar mejor la flexibilidad de acuerdo con las expectativas que tienen los estudiantes, a las oportunidades del contexto y a sus posibilidades de desempeño”, señaló finalmente el director del Centro de Gestión de la Calidad y la Acreditación Institucional de la Universidad del Cauca.

___________________________________________
Direccione de comunicaciones Universidad del Cauca 

Contacto: 8209800 Ext: 1143 - 1313