Novedoso sistema reduce la velocidad vehicular y previene accidentes viales.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren en las vías 1,3 millones de personas. En Colombia fallecieron 8.405 personas en 2023, es decir 23 personas diarias, entre ellas 5.211 motociclistas y casi 1.000 peatones, la mayoría mayores de 60 años, números que reflejan un preocupante panorama en materia de seguridad vial.

Foto: AFP.

Está conformado por cuatro piezas que se disponen en las esquinas de las calles y cuenta con una señalización vial que, al ofrecer mayor visibilidad -por ejemplo letra más grande de PARE-, le muestra al peatón el camino para cruzar la vía, y además obliga al conductor a reducir la velocidad, muy diferente a lo que sucede ahora con los “policías acostados” y estoperoles o tachas que por lo general se saltan. El sistema se probó con éxito en calles de Palmira y ahora iniciará el proceso de patente.

Para elaborar este sistema modular de reducción de velocidad, estudiantes y profesores de Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) se basaron en las cifras de muertes y lesiones graves que dejan en el mundo los accidentes viales y que impactan la salud pública y el desarrollo de los países.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren en las vías 1,3 millones de personas. En Colombia fallecieron 8.405 personas en 2023, es decir 23 personas diarias, entre ellas 5.211 motociclistas y casi 1.000 peatones, la mayoría mayores de 60 años, números que reflejan un preocupante panorama en materia de seguridad vial.

Teniendo en cuenta que Palmira (Valle del Cauca) registra el 11,2 % y es uno de los municipios que más concentra las cifras de mortalidad por accidentes viales, el ingeniero civil Xavier Abadía, consultor internacional de Intelligent Mobility, contactó a la UNAL para hallar de manera conjunta posibles soluciones que le apuesten a reducir la velocidad en las calles.

Tal inquietud fue atendida por el profesor Boris Alejandro Villamil Ramírez, quien dicta la asignatura Consultorio de Diseño, y con sus estudiantes diseñaron un sistema modular fácil de fabricar y almacenar, el cual probaron en las esquinas de la calle 32 con carrera 26 en Palmira, donde ocurren entre 3 y 4 accidentes graves al mes.

“Aunque el prototipo se fabricó en madera, lo ideal –si se llega a comercializar– es que las piezas se hagan con resinas sintéticas”, anota el académico.

“Con el sistema se transforman las vías de dos carriles en una única sola calzada mediante las cuatro piezas ubicadas en las esquinas de las calles, obligando a los conductores a disminuir la velocidad”.

La primera fase el proyecto la desarrolló el estudiante Jefferson Muñoz Ulloa, quien propuso un mobiliario modular -similar a piezas de un rompecabezas-, que se adapte a la forma de la calle; este prioriza al peatón en distintos lugares del andén.

Luego, para mejorar algunas dificultades en estas estructuras –como la sujeción al suelo y la estabilidad deseada–, el estudiante Deiby Stiwar Girón Banguera realizó mejoras que terminaron en la propuesta final del sistema, el cual fue prototipado para la prueba a escala real.

El proyecto se basó en la metodología del doble diamante, un modelo de diseño que constituye la base del design thinking, lo que llevó al diseñador a presentar una solución que consideró el concepto de urbanismo táctico, “una estrategia para modificar la red vial y fomentar formas de transporte sostenibles con intervenciones de bajo costo”, explica.

El objetivo principal era desarrollar diseños intuitivos y naturales para los peatones, con la finalidad de mejorar la seguridad vial y reducir la velocidad de los vehículos en zonas críticas de Palmira. La simplicidad fue clave para lograr la apropiación.

Para conocer lo que percibían los usuarios, y como parte de la metodología, se entrevistó a los dueños de 10 establecimientos comerciales ubicados en la zona de estudio seleccionada. El 83,3 % de los consultados consideraron que la intervención propuesta “generaría un impacto positivo” y la percibieron como “necesaria”.

Lo más notable de esta solución es su capacidad para adaptarse a diversas condiciones de las calles, esquinas de diferentes formas y alturas de andenes, especialmente en las de barrio, que como son poco transitadas, los vehículos aumentan la velocidad y en algunos casos hacen caso omiso al PARE.

El siguiente paso en la implementación es la búsqueda de socios y la evaluación de opciones de fabricación. Desde la UNAL Sede Palmira tramitarán el registro de patente y con el apoyo de las autoridades locales sumado al respaldo de referentes internacionales, la ciudad estará lista para liderar el camino hacia una movilidad más segura y sostenible.

Más información: agencianoticias@unal.edu.co

Contenido elaborado por Universidad Nacional de Colombia*

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Nombre
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Apellido
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Correo electrónico
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Número de teléfono
¡Se requiere campo!
¡Se requiere campo!
Mensaje
Asunto
Asunto
Mensaje
Indiquenos su tema de interes o Titulo de la entrada
Indiquenos su tema de interes o Titulo de la entrada
Autorizo el tratamiento de mis de datos personales
  • - seleccione una opción -
  • Si
  • No
- seleccione una opción -
Seleccione solo uno
Seleccione solo uno