'

Tóxicos que migran de los empaques a los alimentos ya se pueden controlar.

El acrilonitrilo, un líquido sintético cuyo olor es similar al de la cebolla o el ajo, usado para elaborar el plástico que envuelve los alimentos gracias a su maleabilidad, transparencia y resistencia, fue clasificado como un posible carcinogénico después de haber sido probado en animales. Una experta en Ciencia y Tecnología de alimentos encontró la fórmula precisa para que la industria no sobrepase los niveles permitidos de esta sustancia tóxica; los lácteos fueron los alimentos seleccionados.

Leer más »